Recordados por su sencillez y humildad

Marlene González Contacto

Papa Chan, Danger Man, El Velaxx, Original Dan, Ice Man, Tony el Yeyo, El Kid, Robertito, Calito Soul, Murder Cat, Dilinger y The Five, los dos últimos integrantes de The Five Love, son algunos de los regueseros panameños fallecidos y que hoy son recordados y extrañados por familiares, amigos, conocidos y fanáticos.

Aunque algunos eran criticados por sus letras, fuera de los escenarios vivían una vida distinta a la que plasmaban en las tarimas, así lo dieron a conocer promotores, DJ y artistas que compartieron en un momento con algunos de ellos.

Nereyda Álvarez, conocida en el ámbito musical como Dulay, expresó que tuvo la oportunidad de compartir y trabajar con Original Dan, Danger Man, Ice Man y Murder Cat, de cada uno tiene algo que recordar, y un detalle que puede resaltar es que en promociones y giras de medios eran muy puntuales con la hora de cita.

De Original Dan puede decir que era una persona muy humilde, era como un hermano con el que peleaba, pero a los cinco minutos ya estaban hablando. En el ámbito profesional, extraña su música, la cual era romántica, pero a la vez jocosa, detalle que lo hacía único. “Siempre cantaba vivencias, lo que le pasaba lo hacía melodía, y estas letras hoy día hacen falta... Todavía escucho canciones de él, y mi misión es dar a conocer su música a quienes no la conocieron”, expresó.

Esta promotora de artistas dejó claro que aunque no fue amiga de Danger Man, trabajó con él y puede destacar que, pese a que en tarima era todo un “bad boy”, fuera de los escenarios Dios siempre estaba presente en sus conversaciones y consejos.

Este aspecto de Danger Man también lo comparte el reconocido productor Gummy, quien expresó que Alonso Blackwood, nombre de pila del fallecido cantante, era una persona totalmente diferente a lo que cantaba, no era un “bad boy”, era un hombre llevadero y buena gente, que le gustaba trabajar calidad, y si no le gustaba lo que grababa, lo volvía a grabar.

El Gato Volador, uno de los artistas que sonó fuerte en los 90, recuerda a El Kid, a quien ayudó a subir y hasta se lo llevaba para los “shows”, tanto así que hasta se peleaba con su papá, Renato, para que el creador de la “moda invierno” subiera a una tarima.

El productor Jeiko destaca a Murder Cat como un hombre sencillo y humilde, que siempre andaba amargado, pero con mucha pureza en su corazón y dispuesto a dar un consejo a quien lo necesitara.

Otro promotor que recuerda la humildad de Murder Cat es Khaled, quien afirmó que trabajó con el “Clikiti”, como también era conocido, y no le importaba si había que caminar o hacer “vaca” para promocionar sus canciones.

En resumen, quienes compartieron con los regueseros que ya partieron son fieles testigos de la humildad que llevaban en su corazón, y es uno de los detalles que más extrañan y seguro recordarán para toda la vida.

.