Tatuajes y sol, mala combinación

Lehisy Domínguez Contacto

El verano es el momento ideal para lucir los tatuajes, pero sin duda alguna también hay que tener mucho cuidado con los rayos del sol y las altas temperaturas, y más cuando están recién hechos.

Gioconda Pérez, dermatóloga, manifiesta que al momento de optar por tatuarse, la persona debe tener la madurez ideal, pues a pesar de que existen avances tecnológicos que te permiten eliminarlos en un futuro, siempre quedan cicatrices.

Como primer punto, la especialista explica que si está recién hecho se debe esperar más de 20 días para bañarse en playas, piscinas, saunas, lagos, ya que la sal marina o cloro pueden aclarar el tatuaje. También, tu ducha diaria debe ser lo más corta posible y siempre debes cubrirlo con una venda para que no se moje. En cambio, si no ha cicatrizado, no debes exponerte al sol sin que se cure primero. Por tal razón, los cuidados básicos son: lavarlo tres veces al día con jabón neutro y aplicar una crema regeneradora. Si han pasado ya más de 15 días desde que te lo hiciste, lo recomendable es que utilices una abundante capa de bloqueador solar tanto para proteger tu piel del sol como para impedir que tu “tatoo” pierda color o detalles. La especialista te recomienda, que aparte de usar el bloqueador, lo cubras además con un algodón o vendaje para que tu piel pueda respirar.

Pérez añade que se debe evitar hacer deporte, pues el sudor o los posibles golpes podrían perjudicar la curación de tu tatuaje. Por último, utiliza una crema hidratante a diario para que tu tatuaje luzca un mejor aspecto y se conserve durante más tiempo.

.