Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Acabar con su descontrol es la tarea de Burgos en Detroit

De por vida, en Menores tiene 309 ponches y 222 boletos. Foto: AP

Carlos Castillo Jiménez [email protected]

Luego de una temporada 2017 para el olvido, el ‘lanzallamas’ panameño Enrique Burgos Jr. comienza a hacer su lista de objetivos para el 2018 y el primero es mejorar su descontrol, si quiere ganarse un espacio en el “roster” de 25 de los Tigres de Detroit.

Burgos, un espigado derecho de 6’3” de estatura y 27 años de edad, cerró un pacto de Ligas Menores con los Tigres y el acuerdo incluye invitación a los entrenamiento primaverales 2018 del equipo en Lakeland, Florida.

Publicidad

El tirador derecho viste actualmente la camiseta de las Estrellas Orientales en la Liga Profesional de Béisbol de la República Dominicana, donde intentará mejorar del descontrol, el mal que lo ha rondado durante toda su carrera y principalmente en el sistema de desarrollo de Ligas Menores.

En el 2014, en la Clase A Fuerte y tras seis campañas de descontrol, Burgos demostró que podía dominar la zona de los “strikes” y gracias a su endiablada recta, de por lo menos 96 y 97 millas por hora, estuvo en la pretemporada 2015 con Diamondbacks de Arizona.

En ese “spring training”, el serpentinero lució dominante, no hizo el equipo para el día inaugural, pero en el primer mes de temporada fue llamado al “big show” y debutó el 29 de abril de ese año.

Del 2008 al 2013, Burgos registró una relación de ponches y bases por bolas de 135-133, el 2014 los perfeccionó a 83-26, con 29 rescates en 30 oportunidades y esos números hicieron que su nombre sonara en el oído del alto mando de Arizona.

En Grandes Ligas ponchó a 39 y boleó a 15 en el 2015 y en el 2016 su relación fue de 29-17, sin embargo, en el 2017 con la Triple A de Arizona y los Bravos de Atlanta acumuló 39 chocolates y 26 pasaportes.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title