Nuevo panel sobre conflicto arancelario entre Colombia y Panamá

Entrada del emporio comercial ubicado en la provincia de Colón. / Foto: Archivo

Ginebra, EFE

 El Órgano de Solución de Disputas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) estableció hoy un nuevo panel de expertos para determinar el cumplimiento o no por parte de Colombia del fallo del organismo, que instó a Bogotá a retirar un arancel a importaciones de textiles, prendas de vestir y calzado panameñas.

Hace un mes, Panamá solicitó el establecimiento de este panel, pero Colombia lo bloqueó argumentando que estaba avanzando con el país centroamericano en la resolución de la disputa y que la manera más adecuada para continuar el proceso era proseguir el diálogo.

Panamá replicó que Colombia sigue imponiendo restricciones a la importación de los productos en cuestión y que quería que la disputa comercial se abordase en el marco de la OMC.

Es por ello que hoy Panamá volvió a pedir el panel, y como dictan las normas de la OMC, éste se estableció al ser solicitado por segunda vez.

Es el segundo panel de cumplimiento que se crea en el mismo caso, dado que el Órgano de Solución de Disputas ya decidió el 6 de marzo establecer un panel, pero a petición de Colombia.

Bogotá pidió el panel para que se investigue si cumplió o no con la resolución de la OMC, algo bastante inusual, dado que normalmente una nación no pide ella misma ser investigada.

Al mismo tiempo, existe un tercer panel de arbitraje sobre el mismo caso, dado que Panamá, al entender que Colombia no había cumplido el fallo del organismo, solicitó a la OMC poder imponer, como represalia, sanciones comerciales a Colombia por 210 millones de dólares.

El país andino recurrió el monto de las sanciones solicitadas, lo que activó automáticamente un panel de arbitraje de la OMC.

El conflicto arancelario entre ambos países se inició en 2012, cuando Colombia empezó a aplicar aranceles del 10 % a los calzados y textiles y un cargo de 5 dólares por cada contenedor procedente de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC) por lo que Panamá acudió a la OMC, cuyo fallo fue apelado por Colombia, aunque sin éxito.

El Gobierno colombiano sustituyó el pasado 2 de noviembre el arancel por dos decretos que, a su juicio, cumplen el fallo de la OMC y que, en opinión de Panamá, endurecen el control aduanero y suponen nuevas restricciones al acceso en el mercado colombiano de vestido y calzado reexportado por la ZLC.

.