¡Qué horrible! Varela: Panamá Papers fue una insignia de honor

Redacción Crítica

Los Panamá Papers le han costado a Panamá la inclusión por Francia en una lista de paraísos fiscales, merecernos una perspectiva negativa al sistema bancario nacional proyectada por Fitch Ratings, y que el nombre del país haya quedado en el lodo a nivel mundial como un refugio de lavadores. Pero por alguna razón, el presidente Juan Carlos Varela piensa que recibir esa bomba fue "positivo" para el país.

No es una exageración. Varela lo escribió así de tajante en un artículo de opinión publicado hace dos días en el Miami Herald.

En ese artículo, titulado "Papeles de Panamá impulsó lucha contra la corrupción mundial", Varela se refirió a los 11.5 millones de documentos filtrados de "un bufete de abogados", sin ahondar en que ese bufete es propiedad de uno de sus más cercanos colaboradores, Ramón Fonseca Mora, hasta el año pasado presidente del gobernante Partido Panameñista, ministro consejero del presidente y financista de su campaña.

"Como presidente de Panamá, y en particular a través de mis interacciones con la comunidad internacional, está claro que el asunto brilló una luz en los rincones oscuros de las finanzas globales y provocó una agenda de reforma mundial. A pesar del desafortunado nombre, The Panamá Papers ha sido bueno tanto para Panamá como para el mundo", escribió Varela.

En el último párrafo de su escrito, Varela plantea: "Es mi esperanza que, un día, los panameños vayan a considerar "Los Papeles de Panamá" como una insignia de honor; un momento en el que tomamos la iniciativa a nivel mundial para abordar la explotación de nuestro país por fraudes fiscales sin escrúpulos, devolvimos transparencia y rendición de cuentas a nuestra nación y a otras, así como mejoramos las perspectivas de desarrollo social en todo el mundo redirigiendo los ingresos tributarios necesarios a la crisis. Inversiones que nuestro pueblo merece".

Según Varela, el país ya iba en camino de reformar su sistema financiero al momento en que estalló el escándalo hace 7 meses.

"El sistema legal de Panamá estaba siendo abusado por fraudes fiscales de todo el mundo. El costo de la evasión fiscal para esos Gobiernos es de aproximadamente $ 200 mil millones al año", escribió.

El mandatario trató de dar la imagen de un paladín de la transparencia. "De hecho, como ministro de Relaciones Exteriores de Panamá, firmé numerosos tratados de transparencia, incluyendo tratados de intercambio de información tributaria con países europeos y norteamericanos, y reactivé la participación de Panamá en el Foro Global de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Fui elegido presidente en una plataforma anticorrupción", añade.

Agregó que en su gobierno se han firmado acuerdos de intercambio de información tributaria con Estados Unidos, Japón y Alemania.

"Sin duda, se necesitan más cambios. Es por eso que recientemente presenté medidas a nuestra Asamblea Nacional que fortalecerían los sistemas legales y de registro de empresas y empezarían a ajustar nuestra plataforma tecnológica para cuando en 2018 comencemos a implementar el intercambio automático bilateral de información por solicitud".

Además, afirma que el país está "en camino" de implementar las recomendaciones del panel "independiente" de expertos sobre los Panamá Papers que fue conformado el año pasado. Este mismo panel fue al que renunciaron sus dos más prestigiosas figuras, Mark Pieth y Joseph Stiglitz, aludiendo que todo era una pantalla, y que el Gobierno no tenía interés en llevar transparencia al sistema financiero.

.

Seguro que te interesa

Seguro que te interesa