Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¡Remueven el ajedrez político!

Juan Pritsiolas Crítica

El ajedrez político está en marcha. Esta semana no fue casual que un aliado de la gobernabilidad como el “cariñoso” secretario general del “opositor” Partido Revolucionario Democrático (PRD) tildara de “lavador” al jefe del Ejecutivo. Ya se mueven las fichas en el tablero para darle jaque mate al adversario. ¿Pero quién es el enemigo en un juego en el que todos tienen una amistad entrelazada por intereses, la traición y por el salpique de la corrupción?

Los análisis sobre los motivos de las acusaciones de Pedro Miguel González en torno a que el mandatario Juan Carlos Varela recibió $10 millones de sobornos de Odebrecht y que por ende debe ser investigado por la Asamblea Nacional, van desde chantaje, un anticipado control de daños para lo que le viene al PRD o un arreglo de “compadre hablado” para proyectar que el partido de Omar –después de 3 años de colaborar con el varelismo- ahora sí es oposición.

Rómulo, traiciona hasta en diciembre

A lo de Pedro Miguel González hay que sumarle el anuncio de ayer de Rómulo Roux, “secretario general” del CD y pariente del mandatario Varela, de postularse a la presidencia de Cambio Democrático para enfrentar y traicionar al expresidente Ricardo Martinelli.

Publicidad

Ya desde hace semanas se escucha de un plan del varelismo de apoderarse indirectamente del CD con la chequera legislativa, tal como ocurrió con el PRD. La otra estrategia es buscar el control de los diarios de EPASA.

Un veterano en campañas sostiene que a Juan Carlos Varela no le importa quién gane las elecciones del 2019, siempre y cuando tengan a todos los candidatos amarrados, para que no lo investiguen cuando salga del gobierno.

“La idea es protección para ellos. Lo demás es paja. Van a ir con los dados cargados, cambiaron las leyes electorales y no van a dejar cabos sueltos”, sostuvo el estratega.

Lo cierto es que Rómulo Roux –ausente de pronunciamientos contundentes- fue esta semana a hablar con “El Loco” y los informes extraoficiales indican que lo mandaron a freír espárragos, porque le olieron su traición.

Para los duchos en política, el “sobrino” de Varela con la chequera de su tío se puede tomar el CD, pero la realidad es que Cambio Democrático sin Martinelli es un cascarón. Rómulo aupado por el gobierno se puede coger ese colectivo, pero “El Loco” en dos días le inscribe otro partido y puede postular a nuevos cuadros que reemplacen a esa tanda de diputados traidores, opinó el experto.

Marionetas políticas

Respecto al PRD, hay quienes alegan que lo de Pedro Miguel también forma parte del plan del gobierno para abrirle paso a una eventual candidatura de Samuel Lewis Navarro. Hay quienes estiman que Varela maneja los hilos de un grupo de “marionetas políticas” donde está el secretario general del PRD, el exmandatario Martín Torrijos y ahora intentan sumar a “El Perro”, para también tener en el partido de un Omar un candidato que le cubra las espaldas en el 2019.

Sin embargo, hay quienes sostienen que la propuesta de Pedro Miguel para que la Asamblea investigue a Varela por lavado de dinero, fue un control de daños anticipado.

Un alto dirigente panameñista tiene un abanico de las presuntas motivaciones de Pedro Miguel: autodefensa por si le salen cosas al PRD en las investigaciones de Blue Apple y Odebrecht, resentimientos por el tema de “El Gallero”, presión para que le nombren a uno de sus cuadros en la Corte Suprema o hacerse ver como oposición después de tres años de colaboración.

José Luis Varela llegó hasta insinuar que los narcos de la gallera patrocinaron la campaña de “Sombrerito” para la secretaría del PRD, algo en la que también el gobierno fue asociado en el financiamiento.

Como los panameñistas creen mucho en eso de que la historia se repite en espiral, no hay que olvidar que Pedro Miguel hizo lo mismo que su padre, el también diputado y miembro del CEN del PRD, Gerardo González, que en abril de 1991 denunció que el bufete del entonces mandatario arnulfista Guillermo Endara había constituido sociedades de los narcotraficantes cubanos-americanos Augusto Falcón y Salvador Magluta.

Las amenazas de Elías

Lo cierto es que lo de “Blue Apple” –tema que al igual que la vinculación de Jaime Lasso en lo de Odebrecht- fue armado por el aparato militar en función de investigadores de operaciones financieras. Un veterano perredista como Elías Castillo se olió que lo querían fregar con ese tema vía las operaciones de factoring que gestionó su yerno y amagó a los panameñistas.

Fuentes confiables revelaron a Crítica que Elías estaba tan cabreado que hasta amagó con aprovechar la presencia en Panamá del expresidente José “Pepe” Mujica, para presentar el informe legislativo sobre los contratos con Odebrecht.

Para esos días había reventado la vinculación del excónsul Jaime Lasso con la trama de Odebrecht, donde aceptó la triangulación de fondos para apoyar la campaña del hoy presidente Juan Carlos Varela.

Los panameñistas se pusieron nerviosos. Llamaban por teléfono a Elías y éste no aparecía, el hombre que desde el año 1972 se mueve en las aguas del poder popular y el legislativo, estaba que se lo llevaba candanga. Pero lo calmaron.

Los errores de “Popi”

Luego esta semana, Pedro Miguel González estalló la bomba –que coordinada o no con el gobierno- puso al Presidente nervioso y a su hermano “Popi” rojo como un tomate cuando intentaba explicar lo de la plata de Odebrecht, llegando hasta cometer errores que pueden dar paso a una futura investigación.

“Popi” Varela reconoció que hubo una triangulación de fondos de Odebrecht a través de Jaime Lasso, para la campaña del hoy mandatario Juan Carlos Varela. “El presidente durante el año 2009 recibe donaciones de Jaime Lasso a quien conocíamos por muchos años; Lasso mantiene una relación con Odebrecht y Odebrecht le paga a él y Lasso dona a actividades del partido”.

Pedro Miguel sostiene que los $10 millones que Lasso entregó a Varela, era el equivalente al 10% del contrato por $100 millones que gestionó Carlos Duboy como Ministro de Vivienda y tesorero del Partido Panameñista.

"Estamos hablando de dinero sucio de la corrupción... Cuando Varela presentó el informe (de sus donantes de campaña) al Tribunal Electoral, le mintió al país, y le mintió al Tribunal Electoral, diciendo que no había recibido fondos de Odebrecht. Hoy sabemos que todos los fondos llegaron al partido Panameñista de manera disimulada, subrepticia”, añadió Pedro Miguel.

Pero hay otro problema, Varela recibió dinero de una empresa extranjera. “Eso es verdad”, lo reconoció el propio “Popi”, pero matizó alegando que Odebrecht es una compañía instalada en Panamá. Tengo que admitir que en Panamá muchas empresas y empresarios, no solo Odebrecht, donan con compañías de afuera de por medio. Nosotros estábamos en un cerco económico por las presiones de Ricardo Martinelli”, añadió.

Lo extraño de las declaraciones de Pedro Miguel es que lo hizo sin la aparente coordinación de los organismos del partido. No estaban figuras importantes del CEN ni diputados…eran puros “nalgas tiernas” en política, declaró un exdirigente perredista.

Violan Constitución y Reglamento Interno

Lo otro sospechoso es que se habla de investigar al Presidente por lavado de dinero, pero el PRD –violando el Reglamento Interno de la Asamblea y hasta la propia Constitución al permitir que un partido minoritario como el Panameñismo controle la Comisión de Credenciales con 4 diputados, cuando deberían tener solo 2.

La Comisión es la que investiga al mandatario y con apenas dos votos de una subcomisión de garantías pueden ordenar su separación. Los integrantes de Credenciales son  Luis Eduardo Quirós (presidente), José Muñoz (vicepresidente), Sergio Gálvez, Elías Castillo, Adolfo Valderrama, Jorge Iván Arrocha, Rubén De León, Alfredo Pérez y Jorge Alberto Rosas.

Esa realidad hace dudar de las reales intenciones del discurso de Pedro Miguel González y hacen sospechar, que puede ser una acción coordinada con el Partido Panameñista buscando reflotar al PRD para liderar una alternabilidad en el poder, sin el tradicional pase de cuenta.

Lo cierto es que el PRD necesita ganar un espacio de oposición que perdieron con la mal llamada gobernabilidad que cada una de las facciones negoció a sus anchas con el gobierno; Juan Carlos Varela los utilizó, se cogió el Tribunal Electoral, ahora va por el control de la Corte y luego dará el toque final al nombrar a su Fiscal Electoral.

Un exministro, exmiembro del CEN del PRD y bien conectado con la actual dirigencia del colectivo, asegura que los Panameñistas llegaron a la conclusión de que se van a reelegir y para eso tienen que destruir al PRD y vienen por nosotros.

El final del ajedrez político se sabrá a través de los hechos y de las iniciativas a futuro. El presidente Varela –como todo el que está en el poder- piensa que se las sabe todas, pero al final lo que cuenta es el votante. ¡Ese es el que da el Jaque Mate al Rey!

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title