Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Varela se entregó, pero meten a Panamá en lista negra

Panamá fue incluida en la lista negra de paraísos fiscales de la Unión Europea (UE) junto a otros 16 países y jurisdicciones.

A estas jurisdicciones se les achaca que no se han comprometido a adoptar reformas en sus políticas fiscales durante el proceso en el que Bruselas ha realizado un análisis para comprobar si cumplen los criterios sobre transparencia, fiscalidad justa, erosión de la base imponible y traslado de beneficios de un territorio a otro.

Publicidad

En 2018, la Unión les enviará una carta para explicar la decisión de calificarlas de paraíso fiscal y cómo pueden abandonar esa lista negra.

Se ha establecido una serie de medidas para exigir a los enlistados: mayor vigilancia de determinadas transacciones, exigencia de determinados documentos o retenciones a la fuente sobre los pagos a estas jurisdicciones.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, precisó que las sanciones previstas a nivel comunitario afectan las normas que rigen el Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible, el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI) y su mandato sobre préstamos externos.

“No podrán canalizarse fondos de estos instrumentos a través de entidades de los países de la lista. Solo la inversión directa y la ayuda al desarrollo estarán permitidas“, declaró.

“Debemos aumentar la presión sobre los países de las listas para que cambien sus formas. Las jurisdicciones de la lista negra deben afrontar consecuencias en forma de sanciones disuasorias“, afirmó en un comunicado el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Para el presidente del Colegio de Economistas de Panamá, Adolfo Quintero, Panamá fue incluida en esta lista principalmente por el caso de los Panamá Papers, ya que en este momento el país no está en la lista negra ni gris de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) ni del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), que son los rectores mundiales en materia de evasión fiscal y lavado de dinero, porque ha cumplido con todas las exigencias de estas organizaciones.

Agregó que los ministros hacen énfasis en los papeles de paraísos fiscales, que no son más que los Panamá Papers, en los que quedó en evidencia que los más afectados eran precisamente jurisdicciones europeas, por lo que se pasó la factura a Panamá.

Según el economista, aunque esta lista gris no es tan severa como la de la Ocde o la del Gafi en términos económicos, sí afecta mucho la imagen del país.

Para salir de esta lista, Quintero recomienda al Gobierno mercadear a Panamá como un país que ha venido trabajando contra la evasión fiscal, el lavado de dinero y la corrupción y puede presentar como prueba los resultados de la Ocde  y el Gafi, que ya nos consideran un paraíso fiscal y eso debe empezar por los embajadores que están en los países europeos.

La Asociación Bancaria de Panamá (ABP) dijo era inconcebible el pronunciamiento por parte de la UE, luego de que todos los sectores panameños  involucrados en el tema, tanto financieros como gubernamentales, han implementado nuevos marcos  regulatorios  en la búsqueda de mejorar registros contables. 

El analista financiero y exregulador bancario Amauri Castillo consideró la decisión de la UE desafortunada y desconsiderada respecto a los esfuerzos y acciones concretas que ha realizado Panamá. 

"Reconozco que los estándares internacionales son dinámicos y cada vez más estrictos. No sé si el país demostró oportunamente sus esfuerzos y acciones tomadas, pero es un duro golpe a la imagen ya deteriorada de la plataforma de servicios interrelaciones y financieros", precisó.

Por su parte, la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede) dijo que todas estas imposiciones externas tienen un impacto y generan un sacrificio al país. "Aparte de restarnos competitividad, los impactos tangibles por mencionar son los depósitos internacionales en el sector bancario, que cayeron 8%, la merma en los negocios marítimos y poco a poco la muerte de los negocios de sociedades anónimas, a cambio de más sanciones", recalcó la Apede.

“Debemos aprovechar esta coyuntura para plantearnos como país una estrategia para salvaguardar nuestra competitividad del sistema financiero y fiscal, en función de lo que necesitamos como panameños para ofrecer al mundo, y no lo que nos están imponiendo organismos foráneos“, señaló Apede.

El gremio instó al Gobierno a utilizar todas las vías diplomáticas que existan para divulgar todos nuestros avances en materia fiscal y protestar ante estas decisiones arbitrarias y discriminatorias en contra de nuestros mejores intereses como país.

La Cámara de Comercio exigió la exclusión inmediata de Panamá de esta lista, considerando que, de mantenerse, se abren las puertas a un ambiente de incertidumbre, zozobra y frustración en el país, sobre todo, porque la Ocde, de la cual los países de la Unión Europea son miembros, está anuente de los esfuerzos realizados y los planificados a futuro.

Los empresarios le recomendaron al Gobierno que no adopte ninguna otra medida de cumplimiento para con estos países u organismos internacionales hasta que este tipo de medidas cesen y se reconozcan los pasos significativos tomados por Panamá. 

El presidente Juan Carlos Varela llamó a consultas a su embajador en Bruselas, Darío Chirú, tras tildar de “totalmente injusto” que la UE haya incluido a Panamá en la lista negra, “sobre todo, con todas las leyes que se han aprobado y la transparencia que hay en nuestro sistema financiero”.

El gobernante dijo además que evalúa “llamar a otros embajadores de los países que lideraron esta sanción que no tiene ningún sentido y no es justa”.

El expresidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) Juan Carlos Araúz exhortó al Gobierno a adoptar una “posición más firme” frente a la comunidad internacional como parte de una nueva estrategia en la que China puede ser “respiro a los ataques directos contra Panamá”.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title