Preso droga a su hermano gemelo para fugarse de la cárcel

Luego de varias horas, los agentes carcelarios se percataron de que en la celda, en vez del reo, estaba su gemelo.

Foto Ilustrativa - Pixabay

Perú / AFP

Un preso drogó a su hermano gemelo para fugarse de una cárcel de máxima seguridad al norte de Lima, Perú, tras burlar todas las medidas de seguridad, según informó este martes el Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

"El preso fugó de la cárcel aprovechando la visita de su gemelo. Estamos realizando todas las investigaciones del caso para determinar que sucedió", dijo a la AFP un vocero del Inpe.

Alexander Delgado, de 27 años, cumplía desde 2015 una condena de 16 años, por delitos de violación y robo, en el penal de máxima Seguridad Ancón I, con capacidad para 2.289 reos, ubicado al norte de Lima.

El domingo, Alexander recibió la visita de su hermano gemelo Giancarlo, a quien presuntamente dopó con una gaseosa, y utilizó sus vestimentas y su documento de identidad para salir del penal por la puerta principal.

Luego de varias horas, los agentes del Inpe se percataron de que en la celda, en vez del reo, estaba su gemelo. Así lo confirmó una prueba de homologación de huellas digitales, informó el Inpe.

"El gemelo está detenido. Ahora el juzgado investiga y determinará los delitos que afrontaría", indicó la fuente penitenciaria.

La ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, dijo a la prensa que la reciente fuga evidencia la necesidad de contar con lectores biométricos en las cárceles del país y refuerza la decisión de mantener en estado de emergencia al sistema penitenciario.

"El caso del gemelo es alucinante, en 12 años no se había escapado nadie de Ancón I. El gemelo se va a quedar preso por cómplice", dijo la ministra, al señalar que coordinará con el ministerio del Interior el pago de una recompensa para dar con el paradero del reo prófugo.

Según el Inpe, la población de reclusos de Perú es de 80.000 presos, que se distribuyen en 69 prisiones con capacidad para 52.000 internos.

El viernes, Perú declaró en emergencia a su sistema nacional penitenciario por un periodo de 24 meses con el objetivo de revertir la aguda crisis que atraviesan sus prisiones.

.