Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Amenaza a la democracia

La crisis política en la que se encuentra sumido el hermano país de Honduras, donde se ha denunciado un gigantesco fraude electoral que busca mantener la continuidad del actual régimen, debe de llamar la atención y ser punto de reflexión para las fuerzas políticas democráticas de los países de la región.

Es así, porque cada vez que un régimen pretende burlar la voluntad popular, busca alianza con sectores reaccionarios y antidemocráticos que siempre pululan en sus fuerzas armadas, lo que conlleva latente el peligro de un eventual golpe de Estado.

Publicidad

No es la primera vez que Honduras se encuentra sumida en este drama. Vale la pena recordar la crisis política provocada con la salida del presidente Manuel Zelaya en el 2009, y el cuestionable papel que jugaron los militares.

Lo cierto es que al imponerse el toque de queda, la suspensión de garantías constitucionales y el surgimiento de la violencia política que ha cobrado vidas humanas, estamos asistiendo a un repunte de políticas autoritarias y represivas que le restan credibilidad al régimen imperante.

Es por ello por lo que en Panamá y el resto del mundo, los demócratas convencidos deben cerrar filas para que se logre una salida democrática a la crisis políticas y que esa perniciosa realidad de los fraudes electorales -que muchos creían superada- no se repita en otros pueblos hermanos.

Hay que mantenerse alertas y vigilantes para enfrentar a quienes promuevan actitudes autoritarias y golpistas, sea aquí o en cualquier parte del hemisferio.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title