Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Cuando se quiere se puede

Por: Roberto Morelos Correo electrónico: [email protected]

El Movimiento Humanizar la Salud, del cual somos voceros, hace público que la medida que tomó la Caja de Seguro Social, hace una semana, de suspender el pago de las quincenas a los jubilados y pensionados en las estafetas de los correos nacionales, ha sido dejada sin efecto, la decisión fue tomada por la Dra. Elsebir Castillero, directora ejecutiva de Prestaciones Económicas de la Caja de Seguro Social, ante el rechazo que demostraron las encuestas que se realizaron entre la población que cobraba bajo el sistema.

Queremos resaltar el grado de comprensión del equipo de profesionales que acompañó a la Dra. Elsebir Castillero en la entrevista. Ante los malos pronósticos que se cernían, quedó demostrado, que “cuando se quiere se puede”, y eso fue lo que ocurrió cuando abrimos los micrófonos para que nuestros oyentes dialogaran con los ejecutivos de la CSS, diálogo que fue de altura y por qué no decirlo, hasta jocoso.

Entendidos en la materia nos señalan que ese estilo que utilizamos para la entrevista logró una integración entre nosotros y el delicado tema sobre el cual conversamos y permitió que se tomara la decisión que los jubilados y pensionados esperábamos, la cual era que se revocara la norma de que los jubilados y pensionados no cobraran en los correos.

En el cierre, el equipo de la CSS nos señaló que la decisión que habían tomado, de suspender los pagos fue principalmente, porque el sistema por ventanilla hay robos, pérdidas y error en la impresión, como ha sucedido en ocasiones, por lo que, hacía un llamado de que utilizáramos la nueva tecnología, ya que actualmente unos 110 mil jubilados, cobran por cheque y otros 125 mil cobran por la nueva tecnología.

Publicidad

Nuestra respuesta se fundamentó en que no era por parte de nosotros un rechazo a la nueva tecnología, que cobrar para el adulto mayor significa “humanización” ya que cada quince días, nos encontramos en un ambiente tranquilo, cambiamos impresiones, lejos de esos pagos ruidosos por ventanilla, como también el silencio fúnebre de cobro por tarjeta.

Finalmente, tenemos que admitir que en una administración como la de Girón, por ejemplo, de esto que comentamos, su respuesta hubiera sido un No prepotente. Siga así Dr. Martiz y tendrá nuestro respaldo.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title