Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Ecos de una protesta

La protesta contra la corrupción ha significado una remecida a la conciencia adormecida del panameño, que hasta el pasado domingo era un convidado de piedra en el debate sobre las prácticas corruptas, en las que se han visto involucrados políticos de todo pelaje. Ese despertar es bueno para el país.

Aún retumba en la conciencia nacional el eco de las consignas reivindicadoras de la vuelta a la decencia política.

Publicidad

Lo malo es que el Gobierno de turno ha tenido una epidermis política hipersensible y un talante intolerante ante la crítica ciudadana. Interpretando como “irrespeto”, lo que no es más que una exigencia nacional a que rindan cuentas de su gestión opaca.

Ayer salió un gabinete en pleno con una proclama, similar a la que difundía allá para el periodo 1988-1989 el Consejo Estratégico Militar para salir en defensa del régimen castrense. Unos ministros con cara de espanto salieron con un comunicado amenazando a los manifestantes y culpando a la oposición de un movimiento espontáneo.

La realidad es que ya hubo un punto de quiebre. La sociedad se radicalizó y entendió que un Gobierno que acusó a Raimundo y todo el mundo de corrupto, no es tan transparente como pregona, sino que desarrolla investigaciones selectivas, donde a los adversarios le bajan la guillotina con fuerza, pero sus aliados y copartidarios son intocables.

Público y notorio es el concubinato escandaloso del gobernante Partido Panameñista, cuyas arcas fueron favorecidas con “donaciones” maculadas, de parte del gigante Odebrecht, escándalo de corrupción internacional, del que no escapa el actual Gobierno.

A Varela lo señaló Fonseca Mora, un alto líder panameñista y exministro de Estado, también el exoperador de Odebrecht, Rodrigo Tacla Durán, y el médico Jaime Lasso

El poeta ruso Alexander Pushkin dijo: “una sola llama puede incendiar toda la pradera”, esa marcha del domingo es apenas la llama de los incendios de clamor por adecentar la política, que están por venir.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title