Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Las olas de la migración (final )

Boris Bloise Docente universitario

No es un secreto que China es el país más poblado, con más de mil millones de habitantes; que el 70% de los productos que actualmente se consumen en Latinoamérica son productos chinos; que China ha comprado deuda a EE.UU., o sea, los gringos le deben a China; que en disciplina y competencia, estos comerciantes nos llevan ventaja a los panameños.

Cuando los panameños estamos acostumbrados a ganar el 40%, 50% y hasta el 60% en nuestras transacciones, el chino pacientemente se gana el 10% y puede esperar 10 años para comprarse un carro.

El panameño, al año, saca el crédito de un auto nuevo, querida y casa. ¡No estamos preparados para competir!

Desde el punto de vista cultural, y mucho menos con la capacidad de producir los insumos elaborados y preelaborados que viene e importan de China para la comunidad china.

¿Que vamos a crecer económicamente?, sí, ¿que vamos a ser el Singapur en Panamá?, sí. Para los próximos 10 o 15 años, todos esos activos y bienes inmuebles que pasen a manos de la gran China nos dejarán a los panameños relegados a segundo plano; pan hoy, hambre para mañana, nos va arrancar no solo nuestros empleos, sino nuestras propiedades.

Publicidad

Los panameños, el Gobierno y los bienes raíces estamos obligados a desarrollarnos simultáneamente con la competencia extranjera, debemos ser capaces de sentar carácter y negociar a favor de nuestra gente panameña, empezando con el análisis profundo de los 19 acuerdos comerciales firmados a espaldas de la población panameña.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title