Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Manifestó su amor

Por: Roquel Iván Cárdenas (Catequista)Correo electrónico: [email protected]

El desconocimiento de nuestra fe nos lleva a perder de vista  un aspecto importante de ella que es el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo  y una de las razones porque lo hizo es precisamente para que conociéramos el  amor  de Dios.  La Biblia nos dice con toda claridad:

“En esto se manifestó entre nosotros el amor de Dios; en que Dios envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de él”. 1 Juan 4,9

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna”. Juan 3, 16

Esta tristeza que muchas veces surge en esta época se debe a que se ha popularizado el concepto de que solo necesitamos de las cosas materiales.

Aunque en principio nos parece evidente, perdemos de vista que lo material no es el fundamento de nuestra vida, sino, el encuentro personal con Nuestro Señor Jesucristo, que me amó y se entregó por mí. Es decir, que una persona en soledad y en un profundo silencio puede vivir su vida en plenitud. Pero la imagen comercial de la felicidad es una mesa llena de comida, con mucho lujo y un cuadro familiar completo y feliz.

Muchos de nosotros suspiramos ante ese cuadro y hasta lo anhelamos sin pensar que muchos quedan fuera del mismo. ¿Qué pasa con todos aquellos que viven solos o en familias rotas o no cuentan con los recursos para su subsistencia? Entonces ¿para ellos no hay Dios ni esperanza?

Descubramos que nuestra vida es Jesús y solo en Él encontramos plenitud. Solo a la luz de la oración se nos caerán las escamas que no nos deja ver esta hermosa verdad.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title