Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Megan lo es todo en su vida

Katherine Marengo EVA

Hoy se festeja el Día de las Madres, y una que está orgullosa de ser una madre primeriza es la exguerrera Delany Precilla, quien confiesa que es muy apasionada, luchadora y trabajadora, y desde el nacimiento de su hija Megan su rutina ha cambiado, pero para ella ser madre es la mejor experiencia en su vida.

Precilla contó que su primer día de las madres la pasará junto con su bebé y su familia, disfrutará los mejores momentos de su vida. “Mis días giran en torno a mi hija, mi tiempo libre es junto con Megan, no me despego de ella”, expresó Delany.

Publicidad

Agregó que desde que hizo la pancita de Megan, no le dio ningún antojo loco, pero sí le provocaba comer alimentos ácidos como ensaladas con vinagres y frutas ácidas como: Kiwi, mandarina, piña, entre otras.

Delany no quiere perder ni un solo momento de su hija, tanto es así, que expresó que hasta las madrugadas, cuando se levanta a darle comida a la bebé, la disfruta, todo lo que tiene que ver con su hija lo describe como hermoso, y le agradece a su novio Paul Mcdonald, por el apoyo que le ha brindado en todo momento.

La educación de un hijo es primordial en la crianza de los padres, y Delany está enfocada en enseñarle a su bebé, cuando esté grande, buenos valores, a que sea una niña educada, tranquila, que respete a las demás personas. Añadió que como madre jamás decidirá por los sueños de Megan, pero siempre la apoyará en las buenas y en las malas.

A Delany le encantaría agrandar la familia, pero en estos momentos es muy prematuro para ello, esperará a que pasen unos tres o cuatro años para decidirlo.

Desde antes de estar en Esto es Guerra y ser madre, Delany entrena muy duro, cuida lo que come, trata de comer saludable, y más ahora que está en periodo de lactancia, pues así le da una buena alimentación, cargada de nutrientes a su bebé. A esta madre primeriza le encanta vestirse lo más cómoda posible, le encantan los tacones, pero a la vez le fascina andar en zapatillas.

Considera a Paul un hombre con muchas cualidades, es un excelente padre, está muy feliz con él y orgullosa de tenerlo a su lado, además “no hemos pensado en casarnos, pero si me lo pide, aceptaré”.

Le encantaría tener su propio negocio y espera que en el transcurso del próximo año pueda incursionar en su profesorado para dar clases de poledance.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title