728x90 b756

‘DragonHeart’: sobrevivientes de cáncer que reman con el corazón

Las miembros del ‘DragonHeart’ son el vivo ejemplo de que la edad es solo un número. En el equipo hay remadoras desde 44 hasta 73 años, destacó Sandy Echevers.
Las

Las "DragonHeart" en plena faena. /Foto: Cortesía

Por: Redacción Crítica -

El 30 de marzo de 2022 un grupo de mujeres de corazones valientes, todas sobrevivientes de cáncer, fundó el equipo ‘DragonHeart’, una de las tripulaciones que compiten en el Campeonato Panamericano de Botes de Dragón que arrancó ayer en la Calzada de Amador.

Todo empezó con siete damas sobrevivientes de cáncer que en algún momento habían remado. Inspirar y motivar a otras mujeres es su meta, su gran objetivo. Desde entonces, se han ido sumando nuevas integrantes y hoy –destaca Sandy Echevers, miembro fundadora– ya cuentan con 20 ‘dragonas’ y siguen en búsqueda de otras sobrevivientes de cáncer que lo quieran intentar.

Publicidad

“Nuestra primera competencia fue el pasado mes de octubre y nos alzamos con 3 medallas de plata y una de bronce de las cuatro carreras en las que participamos”, destacó la señora Echevers.

La tripulación del DragonHeart compite en la categoría de "All Cancer Survivors" (ACS) del Panamericano de Botes de Dragón, cuya celebración se extenderá en nuestro país hasta este 19 de marzo.

Ayer, la competencia empezó con recorrido de 2 mil metros. Hoy volverán al mar para recorrer 1,000 mts., mañana 500 mts. y el domingo 200 mts.

Entrenadas por Juan Carlos Del Río, reconocido en el mundo de este deporte, las miembros del ‘DragonHeart’ tienen como rivales a tripulaciones de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Colombia, entre otros.

“Remando con el corazón contra el cáncer” es el lema de estas aguerridas damas, quienes con su entrega y sacrificio buscan dejar un muy claro mensaje: “después del cáncer hay vida”.

“Para sobrevivientes de cáncer este deporte es terapéutico y está probado científicamente. Evita el linfedema, que es la hinchazón del brazo donde se vaciaron los ganglios. Le devuelve la movilidad al brazo del lado donde se hizo la mastectomía”, indica Echevers.

“El diagnóstico de cáncer no es una sentencia de muerte, es un renacimiento a una nueva vida más plena”, añadió.

Las miembros del ‘DragonHeart’ son el vivo ejemplo de que la edad es solo un número. En el equipo hay remadoras desde 44 hasta 73 años. “No es necesario ser una deportista de toda la vida para comenzar a practicar este deporte y es recomendable saber nadar, más no es un impedimento”, sentenció Sandy Echevers.

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.