728x90 b756

El top 6 de las estrellas más relucientes del béisbol panameño

En la actualidad, el béisbol es uno de los deporte más seguidos, practicados, y apostados – como lo reflejan las apuestas deportivas en Codere.
El top 6 de las estrellas más relucientes del béisbol panameño

El top 6 de las estrellas más relucientes del béisbol panameño

Por: Marketing de contenidos -

Panamá a lo largo de los años ha sido la cuna de grandes estrellas del béisbol a nivel mundial e incluso fue uno de los primeros países de Centroamérica donde por primera vez se vivió la pasión del béisbol cuando a principios de los años 90, con la fabricación del gran Canal de Panamá, muchos de los trabajadores provenientes de los Estados Unidos trajeron consigo el fervor y la pasión por la pelota y el madero.

En la actualidad,  el béisbol es uno de los deporte más seguidos, practicados, y apostados – como lo reflejan las apuestas deportivas en Codere – por la mayoría de los jóvenes panameños que sueñan noche y día con poder llegar a las grandes ligas, teniendo como espejo a quienes han hecho historia y que actualmente están dejando una huella imborrable a nivel mundial.

Publicidad

Panamá: ¿semillero de estrellas?

Muchos son los panameños que han pasado por la “gran carpa” desde 1955 cuando el 20 de abril de ese mismo año debutaba el gran lanzador relevista Humberto Robinson para los antiguos Bravos de Milwaukee, siendo el primer panameño en poder disputar un juego en la MLB para alegría de todo un país.

Tiempo después le tocó el turno a Héctor López como el primero en poder conectar un imparable y asegurarse una base, siendo sus logros motivo de admiración para todo el pueblo panameño.

Dicho esto, nadie en el beisbol panameño ha sabido brillar como el gran Rod Carew, quien fue una leyenda del béisbol y el primer panameño en obtener un lugar en Cooperstown.

A continuación ahondamos en la historia y estadísticas de estos y otros astros que impulsaron la reputación de Panamá como un semillero de estrellas.

-Manny Sanguillen supo ganarse el reconocimiento como uno de los mejores receptores de las grandes ligas para la década de los 70, logrando unos números espectaculares en las trece campañas que estuvo con los Piratas de Pittsburgh, donde llegó a la cifra de 1500 hits de los cuales 65 fueron vuela cercas - obteniendo un muy agradable promedio de bateo de 296.

Lo que más sorprendía de Manny era su impecable actuación detrás del home, lo que le otorgaba una gran seguridad al lanzador de turno y con su habilidad y esfuerzo pudo conseguir dos anillos importantísimos para la organización en los años 1971 y 1979.

El legendario Rod Carew, es ampliamente reconocido como el mejor beisbolista que ha nacido en suelo panameño habiendo sido usado nombre para bautizar uno de los estadios más importantes de beisbol del país. Mientras tanto, para la organización de los Mellizos de Minnesota, su nombre es uno de los más respetados dentro de su larga historia.

Luego de diecinueve temporadas en las grandes ligas, Carew logró conseguir records únicos dentro del béisbol como las siete coronas de bateo en la liga americana y sus más de 3.053 hits. Además de esto, en 18 de sus 19 años de actividad estuvo dentro del roster del juego de las estrellas y cerró su dilatada carrera con un promedio de por vida de 328 – sin duda los números de un verdadero campeón.

En el año 1991, Carew ingresa al Salón de la Fama por decisión unánime de los periodistas con el 90.5% de los votos, convirtiéndose en el único panameño que hoy ostenta este logro y sirviendo de ejemplo para todos los futuros jóvenes deportistas que sueñan con hacer historia en el mejor béisbol del mundo.

-Hector López fue la gran figura que se convirtió en el primer bateador panameño en las grandes ligas y de qué manera. Era una auténtica pesadilla en el home para los lanzadores, llegando a conectar más de 1.251 imparables – habiendo sacado 136 de ellos fuera del estadio. López logró ser campeón de la Serie Mundial en dos oportunidades y es muy bien recordado en las filas de los Yankees de Nueva York .

-Benjamin Oglivie es recordado también dentro de las grandes ligas por ser uno de los peloteros panameños que más fuerza tenía a la hora de conectar imparables. Tal es así que llegó a disparar 235 jonrones durante su ciclo en la MLB junto a un fuerte record de 900 carreras impulsadas.

-El trotamundos Carlos Lee es considerado, después de la leyenda de Carew, como uno de los bateadores panameños más destacados en sus 14 años de actividad. El “caballo”, como lo conocían sus seguidores y compañeros de equipo, logró conectar 358 jonrones y generar más de 1.350 carreras que le hicieron acreedor de dos bates de plata.

-Mariano Rivera es conocido unánimemente como el mejor cerrador de todos los tiempos de las grandes ligas y recientemente aseguró su plaza en el Hall de la Fama, haciendo compañía a Carew como los únicos panameños.

Mariano registra en su haber la inigualable cifra de 652 juegos salvados en 19 temporadas con el uniforme de los Yankees de Nueva York, dejando otros datos sorprendentes con 8 juegos ganados y 1 solo perdido en playoffs, 42 salvados, y un minúsculo promedio de 0.70. Una auténtica estrella que supo ganarse el corazón de todos los seguidores del béisbol.

Estos y otros exponentes del béisbol panameño dan fe de lo mucho que este país tienen para ofrecer al deporte y se espera que su contribución continue por muchos años mientras generaciones de nuevos atletas se entrenan para lograr metas iguales o mayores que sus predecesores.

Contenido Premium: 
0