Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Fórmula Uno da vacaciones forzadas a mitad de personal

Ocho eventos han tenido que ser pospuestos.

Por: Suiza/ AP -

Con casi la mitad de la temporada alterada por la pandemia del coronavirus, la Fórmula Uno anunció el miércoles que pondrá a la mitad de su personal en licencia hasta fines de mayo y aplicará recortes salariales a sus jefes.

La F1 canceló el Gran Premio de Australia, la carrera que iba a poner en marcha la temporada el mes pasado. Otras siete carreras han sido pospuestas esta temporada, y el Gran Premio de Mónaco también fue cancelado definitivamente.

Se anticipa que muchas posposiciones terminen en cancelaciones, pero la F1 aún confía en poder disputar entre 15 y 18 de las carreras de las 22 que se pautaron en el calendario original.

La F1 informó que sus directivos principales aceptaron “recortes voluntarios de salario al tiempo de permanecer en funciones y no en licencia”. El director ejecutivo Chase Carey tendrá un recorte salarial “más pronunciado”.

Los equipos McLaren y Williams ya había colocado a parte de su personal en licencias, amparándose en un esquema de ayuda del gobierno británico. Los pilotos de McLaren Lando Norris y Carlos Sainz también aceptaron rebajarse el salario.

Teóricamente, la temporada podría dar inicio el 28 de junio con el Gran Premio de Francia. Pero cada posposición golpea los ingresos que reciben las escuderías por sus contratos de patrocinio y otras actividades comerciales.

Se trata de un desafío para todos los equipos, pero más para los que no cuentan con el respaldo de una empresa automotriz como Ferrari o Mercedes, o una compañía multinacional como Red Bull.

El modelo de negocios de la F1 ha evidenciado ser más vulnerable que otros deportes ante la paralización causada por el coronavirus.

Incluso si pudiera escenificar carreras sin público, la F1 y sus equipos tendrían que movilizar a centenares de empleados por todo el mundo, los que deberán trabajar en monoplazas situados en los espacios estrechos de los ‘pitlanes’. Los eventos con aglomeraciones de público han sido prohibidos en muchos de los países que albergan las carreras de F1. La vulnerabilidad quedó a la vista el mes pasado cuando el GP de Australia fue cancelado horas antes de dar inicio a la práctica del viernes. Ello ocurrió poco después que McLaren renunció a competir cuando uno de sus empleados dio positivo por el virus. Aun cuando la F1 logre tener un margen de tiempo suficiente para programar 18 carreras en todo el mundo, acabará con su temporada más corta desde 2009. Una temporada de 15 carreras sería la más breve desde 1981.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content