Doña Candela

Solo uno cambia Dios te bendiga, siempre leo tu columna y me preguntaba por qué esas respuestas, pero también pensaba en que tus consejos algún día

Candela

Solo uno cambia

Dios te bendiga, siempre leo tu columna y me preguntaba por qué esas respuestas, pero también pensaba en que tus consejos algún día podían cambiar, y así lo hizo Dios.

Respuesta

Pues, la democracia no cambia a nadie, las elecciones tampoco, una iglesia ni un pastor o apóstol cambian a nadie; solo Jesús cambia al hombre y a la mujer y los convierten en nuevas personas a través del arrepentimiento. No es el sexo desenfrenado, el alcohol, las drogas o los vicios los que le dan la felicidad al hombre, solo Cristo salva, cambia y da la verdadera felicidad. Chau.