Se encuentra usted aquí

Block title
Block title
Block content

Garrote Rodríguez

Por: -

Garrote Rodríguez

En el trabajo tenemos un compañero que es una leyenda, con historias increíbles. Pero el tipo es una cosita de nada. Es bajo de estatura, ancho de hombros y patón. Pero el “man” es muy seguro, cuando habla con las hembras las mira a los ojos y las seduce. Quizás su hazaña más conocida es cuando se levantó a la hija del dueño. La guialcita es una belleza de ojos muy azules, cuerpo de guitarra y piel blanca. Sus nalguitas son bien paraditas y redonditas. Tienes tetas muy bonitas. La guial se graduó en una universidad de los "yunaites". Así que llegó con el ego por las nubes, la guial no caminaba, levitaba. Se topó con "El Garrote" y lo odió desde que lo vio.

Se volvió mantequilla

Llegó a insultarlo y decirle cosas feas, pero Rodríguez ni se inmutaba, siempre la miraba directo a los ojos. Un día, del que el jefe no se quiere acordar, todo cambió y la guialcita se volvía una mantequilla delante de Rodríguez. Lo buscaba y el se hacia el indiferente, pero ella no se "arrugaba" lo seguía y lo ocupaba en todo, hasta para irle a buscar una hamburguesa y soda. Pero lo que era la comidilla en la empresa era que "Garrote" le había demostrado a la mamita por qué le apodaban "El Garrote". El tipo es un animal con una envergadura de 10 pulgadas y grueso como un salchichón de mortadela.

Obsesionada

Dicen que por accidente se chocaron en el único baño de la empresa y ella logró ver por un segundo parte de la boa sexual del susodicho, y quedó enamorada y obsesionada. Ella quería todo eso para ella solita. Y así fue. No tuvo que ofrecérsele mucho al sujeto de marras, " El Garrote" la garroteó en un rincón oscuro del deposito de la empresa. Quedaron encueros y ella le comenzó a lamer al animal que en segundos alcanzó las enormes dimensiones que lo conforman. La tiró al piso pela'o y la abrió hasta casi zafarle las piernas, así la empistonó y la sometió a un muy duro y enérgico mete y saca todo.

Película porno

La guial parecía que en cualquier salida del miembro viril se le iban a salir los ovarios. Cuando se lo metía ella sentía que le llegaba a la tráquea. Tuvieron un sexo bestial, como dos animales en celo, ellos se cogieron por dos horas y todos los empleados tuvimos la oportunidad de recabucharlos y disfrutar de la peli porno. Se dieron duro y el único que no se enteró fue el dueño y orgulloso papá, porque el muy imbécil estaba de viaje por una semana. Tiempo que aprovechó la nueva pareja para perderse por horas fuera de la oficina, las malas lenguas afirmaban que los tórtolos arrechos se iban para la vía Láctea, en Transístmica, donde desfogaban todo su amor en maratónicas sesiones de cogedera. "El Garrote" recibió un muy jugoso aumento de salario y las cosas se pusieron más discretas y disimuladas delante del dueño, que hasta el sol de hoy, no sabe que un garrote le está goloseando a la niña de sus ojos. Eso si, es notable el ensanche de caderas y el cuerpazo que ha cogido la guial. Ahora está más buena.

Block title
Block content
Block title
Block content

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.
critica
Block title
Block content
Block title
Block content