Se encuentra usted aquí

Block title
Block title
Block content

Sin entrar

Por: -

Sin entrar

Hay practicas sexuales que me llevan al orgasmo sin penetrar a mi compañera de cama. Por ejemplo, me arrecha masturbarla con mi lengua hasta que se corra y si lo hace varias veces, mejor. Eso para mí es como colocar mi orgasmo en la punta de mi falo a punto se estallar. Si no lo hago así, me cuesta mucho más o no lo consigo.

Respuesta

Para muchos, ver como se corre la hembra o hacer que se corra como loca con gritos y gemidos es su verdadero éxtasis, mucho más que eyacular. Y seguir estimulándola para que se retuerza de placer aunque ya se haya venido, eso es lo máximo. Chau.

Publicidad

Corriéndonos

Subimos a la azotea de la casa, ahí nos encontramos, me baja el panti y comienza a lavarme con su saliva. Tengo mucho pelo, pero me prohíbe afeitarme, a él le encanta. Con su lengua hace que me moje que parece que me estuviera orinando. Luego me toca a mí hablarle de cerquita a mi amigo. Cuando me penetra, ya tenemos el orgasmo a punto de explotar y nos corremos juntos, pero hacemos todo en secreto porque somos primos.

Respuesta

Dicen que entre parientes el sexo es más caliente. Ese tema de los primos sigue muy vigente, aunque ya son muchos los primos que se han juntado y hasta tienen descendencia. Sí hay amor a lo Romeo y Julieta. Chau.

Grande y más grande

Caty, soy una mujer grande. Mis partes femeninas son grandes y hasta hoy ningún hombre me llenaba. Pero el pasado fin de semana conocí a mi hombre acabado de llegar de Nueva York. En una fiesta de Río Abajo, nos vimos y fue amor a primera vista. Bailamos toda la noche y en la madrugada antes de que saliera el sol nos fuimos al “push” y Caty, mi sorpresa fue enorme. Ese hombre es mitad caballo. Me llenó mi concha de su carne y me hizo venirme hasta que casi me desmayo. No lo quiero perder.

Respuesta

Mamita, si le gustaste, y todo indica que le encantaste, no te llenes de temores, solo disfruta tu nuevo amor y el tiempo dirá. Chau.

Recuerdos imborrables

Me casé y tengo un feliz matrimonio con hijos, pero cada vez que mi marido me llena la canoa hasta el tope no puedo dejar de serle infiel con mis pensamientos perversos. Tengo clavados los recuerdos de mi antiguo amor de juventud, con quien pasé horas tórridas volando paloma. De veras que no puedo erradicar de mi mente y mi corazón tan lindas y calientes memorias.

Respuesta

Un viejo amor nunca se olvida, no podrás borrar de tus ojos las imágenes del hombre que te llenó toda como a ti te gusta. Lo que puedes hacer es mantener en secreto tus verdaderos sentimientos y que tu mente no está en tu cama matrimonial, sino que tus anhelos están muy lejos, allá donde duerme tu viejo amor. Chau.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title