Es hora de iluminar tus ideas

El rendimiento escolar de nuestros hijos no solo depende del colegio donde estudian, también se puede contribuir en el hogar, adecuando el ambiente para hacer las tareas

Lehisy Domínguez VIVA

El rendimiento escolar de nuestros hijos no solo depende del colegio donde estudian, también se puede contribuir en el hogar, adecuando el ambiente para hacer las tareas o estudiar. Aquí hacemos énfasis en la iluminación de las áreas de estudio, y por ello, GE Lighting ofrece algunos consejos para mejorarla.

Lo más recomendable para el área de estudio siempre es la luz natural. En caso de que no se pueda contar con luz natural, ya que debe estudiar en las tardes o noches cuando llega del colegio, lo ideal es utilizar una iluminación que los mantenga atentos para que así puedan aprovechar al máximo el tiempo que les dediquen a sus asignaciones, señala Danny Ramírez, director de ventas.

GE Lighting aconseja para este caso una iluminación entre 400 y 500, que es el mejor nivel de iluminación que se debe tener sobre la mesa de trabajo, ya sea para leer, escribir o estudiar.

Algo muy importante es la uniformidad del flujo de luz, es decir, no tener sombras ni zonas muy oscuras ni muy claras. Una iluminación incorrecta puede llegar a interrumpir la capacidad de concentración.

Las luces recomendables son las fluorescentes lineales, las fluorescentes compactas y los LED, que son luces que te dan una iluminación homogénea y además no calientan, y generan un ambiente agradable.

“Nuestros bombillos no solo son perfectos para iluminar las áreas en las que estudian nuestros hijos, lo que evita la vista cansada o el sobreesfuerzo en la visión, sino que además significan un considerable ahorro energético y económico en nuestros hogares”, agregó Ramírez.

Otro elemento para tomar en cuenta es la colocación de un antirreflejo si se va a trabajar con una computadora. Las luces deben ir directas a la mesa de estudio y no por detrás de la persona para evitar las sombras. No se recomienda una luz cálida, ya que este tipo de iluminación se debe utilizar en un ambiente más acogedor y podría darle sueño. La temperatura de color ideal, es decir, el color de la luz, es 4000°k, también conocida como luz intermedia o fresca.

Si el área de estudio es el cuarto, se puede apoyar la iluminación con una lámpara de escritorio.