Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

El Papa Francisco dirige la misa del Jueves Santo

El papa Francisco honró hoy a los "santos" que combaten el coronavirus, sacerdotes servidores o médicos y enfermeros, en una inusual misa de Jueves Santo en la basílica de San Pedro, prácticamente vacía para evitar contagios.

El papa presidió esta liturgia de Semana Santa en el Altar de la Cátedra, situado en el ábside de la basílica, donde además se expusieron dos imágenes a las que se ha encomendado para pedir el final de esta pandemia que azota al mundo entero.

El Papa Francisco dirige la Misa '' In Coena Domini '' el Jueves Santo en la Basílica de San Pedro en la Ciudad del Vaticano. Vía: EFE

"Hoy querría expresar cercanía a todos los sacerdotes, desde el más reciente ordenado hasta el papa, porque todos somos sacerdotes", expresó el pontífice.

El pontífice reflexiona durante la misa. 

Francisco basó su homilía improvisada en el concepto del servicio y, por ello, empezó recordado a los sacerdotes muertos por asistir a los enfermos con el virus, que cifró en más de sesenta en Italia, pero también a los médicos y enfermeros que han perdido la vida.

Papa Francisco celebró la misa 'In Coena Domini' por el Jueves Santo en la Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano.

La Basílica de San Pedro en Ciudad del Vaticano estaba completamente vacía.

El papa ofició esta misa de Jueves Santo, que conmemora la Última Cena e inaugura el Triduo Pascual, prácticamente en solitario dentro de la basílica de San Pedro del Vaticano, debido a las restricciones impuestas para evitar la propagación del coronavirus.

En esta ocasión no se celebró el tradicional rito del lavado de pies, que en los años anteriores realizó fuera del Vaticano, en prisiones, reformatorios de menores, con discapacitados o ante refugiados.

OTRAS GALERÍAS