Block title
Block content
Block title
Block content

Por: Redacción -

El bateador designado David Ortiz pegó volado de sacrificio en el décimo episodio para remolcar el triunfo de los Medias Rojas de Boston, que vencieron ayer 2-1 a los Marineros de Seattle.

Ortiz conectó por el jardín derecho y permitió que el bateador emergente Ryan Kalish entrara a la registradora con la carrera que marcó el triunfo para los Medias Rojas.

Publicidad

La victoria se la acreditó el relevo nicaragüense Vicente Padilla.

Block title
Block content
Block title
Block content