Barcelona sigue crisis y cae ante Granada

El equipo catalán monopolizó la posesión de balón en el primer tiempo y pisó bastante el área defendida por Karnezis, sustituto del lesionado Roberto, aunque quien marcó al cuarto de hora fue el conjunto local.

Granada

EFE

Publicidad

El barcelonista Andrés Iniesta considera "demasiado castigo" la derrota frente al Granada (1-0) que complica las aspiraciones del Barcelona de ganar el título de liga, y reconoció que les había faltado "finalizar".

"Ha sido demasiado castigo para nosotros. Teníamos que haber ganado aquí y no lo hemos hecho. Hicimos todo lo necesario para marcar, pero nos ha faltado finalizar", comentó Iniesta ante las cámaras de Canal Plus.

El jugador albaceteño afirmó que "cuando los equipos vienen de sensaciones raras suele pasar esto" y concluyó: "Me duele este paso atrás". 


El Barcelona se deja media liga en Granada

El Barcelona se dejó media Liga en el Estadio Nuevo Los Cármenes al perder por 1-0 ante un Granada CF que dio un paso de gigante hacia la permanencia tras vencer gracias a un gol del argelino Yacine Brahimi al cuarto de hora.

El equipo catalán, que completa cuatro días horribles tras caer el miércoles en la Champions ante el Atlético de Madrid, lo hizo casi todo para ganar, pero se topó con su mala puntería, su ansiedad, el gran trabajo defensivo de los andaluces y un Karnezis descomunal.

Las bajas del Barcelona en el centro de la defensa obligaron al técnico Gerardo Martino a colocar a Busquet como acompañante de Mascherano, mientras que Adriano y Montoya dieron descanso en los laterales a Alba y Alves, respectivamente, con Xavi ocupando también plaza de inicio en el banquillo.

El equipo catalán monopolizó la posesión de balón en el primer tiempo y pisó bastante el área defendida por Karnezis, sustituto del lesionado Roberto, aunque quien marcó al cuarto de hora fue el conjunto local.

Una pérdida de balón de Song en la medular propició un rápido ataque rojiblanco que pasó por Piti y Fran Rico, que metió un pase de tiralíneas a un El Arabi que pugnó con Busquet antes de batir con un ajustado disparo a Pinto y desatar la locura en el Nuevo Los Cármenes.

El Barcelona reaccionó bien y acumuló en el primer tiempo llegadas de sobra como para haber volteado el marcador ante un Granada que defendió muy cerca de su portería, más los azulgrana tuvieron poco tino y se toparon con un buen Karnezis.