Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

El mejor LeBron no bastó y los Cavs cayeron

James aportó 33 puntos, después de perderse ocho partidos, pero Cleveland no mostró su mejor juego de conjunto.

Por: Phoenix/AP -

LeBron James regresó a la cancha con los Cavaliers y lució imponente. Pero ni eso sirvió para que Cleveland saliera de la mala racha.

James anotó 33 puntos en su regreso tras una ausencia de dos semanas, pero los Suns de Phoenix vencieron ayer 107-100 a los Cavs.

El astro de Cleveland ofreció su espectáculo habitual de clavadas, saltos acrobáticos y efectividad en los triples.

``No podía hacer esos movimientos hace dos semanas'', comentó. ``Para mí, volver y sentirme bien de nuevo es maravilloso''.

Markieff Morris sumó 35 puntos, al atinar 15 de 20 disparos por los Suns, que superaron a los Cavs 11-3 en los últimos 3:31 minutos.

Cleveland, que sufrió su sexta derrota consecutiva, se recuperó de una desventaja de 19 puntos en el tercer periodo y tomó la delantera en el cuarto. Durante la recta final, hubo ocho volteretas en el marcador.

J.R. Smith, quien se incorporó a los Cavs durante la ausencia de James, totalizó 29 unidades, y acertó ocho de 14 triples.

James, quien se tomó un descanso tras sentir dolores en la espalda baja y en el pie izquierdo, embocó 11 de 18 disparos. En la segunda mitad, acertó seis de ocho.

``Creo que estuvo tremendo'', dijo el entrenador de Cleveland, David Blatt. ``Esto no es nuevo para nadie.... pero tampoco era fácil porque él no había jugado en ocho partidos''.

También ayer, Al Horford logró su primer ``triple doble'', y su recompensa fueron unas palmaditas de Dominique Wilkins en la espalda, durante una breve charla en el vestuario.

``Hermano, felicidades por tu primero'', le dijo al pívot dominicano Wilkins, quien ahora es comentarista de televisión.

Horford se encaminó a la proeza con sobriedad: anotó 21 puntos, con 10 rebotes y 10 asistencias. Una producción que guió el martes a los Hawks de Atlanta a su noveno triunfo seguido, por 105-87 sobre los locales 76ers de Filadelfia.

Con todo y que se dieron el lujo de darle descanso a tres de sus cinco titulares, los Hawks despacharon sin problemas a los Sixers. Su máximo anotador Jeff Teague, Paul Millsap y DeMarre Carroll se quedaron en el banquillo, con el equipo en medio de una tanda de cuatro partidos en cinco noches.

``Siempre cuesta más cuando no dispones de ciertos jugadores'', señaló el técnico Mike Budenholzer. ``Te preocupas de que todos cumplan con su tarea y que ejecuten su misión específica dentro del equipo. Creo que nuestros jugadores pudieron cumplir en gran medida lo que saben hacer''.

Horford lo hizo con creces: acertó ocho de 10 tiros en apenas 29 puntos. Añadió seis puntos, con tres asistencias y tres rebotes, en el tercer cuarto y fue sacado del partido luego de recuperar el décimo rebote para coronar el `triple doble'.

``Todos mis compañeros en la banca empezaron a gritarme, `íTienes que conseguir dos rebotes más! íDos rebotes más!'', relató Horford. ``Fueron de muy buena ayuda''.

En otros partidos, los Wizards de Washington vencieron 101-93 a los Spurs de San Antonio, a quienes no habían derrotado en 17 enfrentamientos desde 2005; los Timberwolves de Minnesota rompieron una seguidilla de 15 derrotas al imponerse 110-101 a los Pacers de Indiana, y los Warriors de Golden State doblegaron 116-105 al Jazz de Utah para llegar a una foja de 30-5.
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content