Block title
Block content
Block title
Block content

Garrido recibe injerto de cadáver en su lesión

Por: Tegucigalpa ACAN-EFE -

El jugador sufrió una lesión fortuita en un partido de Honduras contra México.

El centrocampista hondureño Luis Garrido, del Houston Dynamo de EE.UU., fue operado con éxito tras sufrir la rotura de los cuatro ligamentos de la rodilla derecha en el partido de su selección con México, por lo que estará casi un año de baja, informaron ayer fuentes médicas.

El médico Óscar Benítez, de la clínica privada en la que está hospitalizado desde el día 17 el jugador, dijo a medios locales que la intervención quirúrgica a la que fue sometido Garrido "ha resultado exitosa".

Señaló que al jugador se le realizó el sábado un "tratamiento de injerto de cadáver" para que los ligamentos de la rodilla "puedan sellar" y que su recuperación tardará, al menos, un año.

"Ahora viene el proceso de recuperación y por los momentos vamos a esperar la evolución porque se le hizo una reconstrucción de la rodilla", explicó el médico.

El jugador del Houston Dynamo estadounidense derribó al delantero mexicano Javier Aquino, quien cayó con todo su peso sobre la rodilla del jugador hondureño, en el partido de la segunda jornada de las eliminatorias del Mundial que la selección de su país perdió el martes pasado por 2-0 ante la de México.

Garrido "está muy bien", subrayó el doctor, quien dijo que un equipo de especialistas analiza "cada detalle" para que el jugador pueda regresar a las canchas.

Block title
Block content
Block title
Block content