Block title
Block content
Block title
Block content

Tras marca histórica

Por: Estados Unidos / Servicios internacionales -

Floyd Mayweather y Rocky Marciano... Dos nombres que por siempre serán parte de la historia del más grande boxeo a escala mundial.

Mayweather buscará el próximo sábado contra Andre Berto garantizar que se "retira" como campeón universal invicto con 49 triunfos.

Marciano ya logró, hace muchos, pero muchos años (21 de septiembre de 1955), dejar el boxeo con 49 victorias, sin conocer la derrota en su carrera profesional.

Pero quizá esos números (49-0) sean los únicos que en realidad tengan en común Mayweather y Marciano, porque ambos púgiles fueron protagonistas en diferentes épocas, contra rivales de muy distintas jerarquías, con estilos sin similitud alguna y en pesos distintos por completo.

Marciano combatió entre los años cuarenta y cincuenta con éxito en 49 peleas profesionales, incluidas 40 victorias por nocaut.

La historia cuenta que era un boxeador fajador, como se estilaba entre la mayoría de los boxeadores y en especial de los pesos completos de la época; nunca rehuía el intercambio de golpes, con una pegada letal. En una época en que los títulos y las organizaciones mundiales eran mucho menos que en la actualidad, Marciano se retiró a los 32 años de edad, con siete peleas de campeonato en su cinturón.

Trece de sus últimas 14 peleas terminaron por nocaut antes del límite de los entonces 15 asaltos en peleas por cetro mundial, como se acostumbraba.

Mayweather enfrentará con 38 años este 12 de septiembre a Berto (30-3), quien ha perdido tres de sus seis más recientes peleas.

Será la pelea 26 por campeonato mundial de Mayweather, quien ganó su primer título en apenas su décimo octavo combate profesional.

La inmensa mayoría de sus combates se han caracterizado por la poca acción e intercambio de golpes, aunque exhibiendo una de las mejores defensivas de la historia, así como velocidad y movimientos impresionantes, sobre todo si se considera su edad en sus más recientes peleas. Es más inteligente arriba del cuadrilátero que fajador; prepara la estrategia ofensiva y defensiva de su pelea como muy pocos en la historia y su preparación física/boxística no es tema de discusión.

Marciano se retiró a los 32 años; Mayweather amenaza con hacerlo este septiembre, a los 38 años, aunque muy pocos creen que será un adiós definitivo y la mayoría está convencido de que intentará volver para buscar su triunfo 50, en caso de salir adelante contra Berto.

Pero suceda, lo que suceda, es un hecho que las comparaciones entre Mayweather y Marciano solo podrán ser numéricas en cuanto a sus victorias y el invicto arriba del "ring" al momento de retirarse sin descalabros.

Block title
Block content
Block title
Block content