Block title
Block content
Block title
Block content

Una máquina de hacer goles contra otra que no se cansa de recibirlos

Por: Roberto Acuña [email protected] -

Desde hace tiempo que el Atlético Chiriquí viene dando tumbos. Salvado del descenso por la última campana la temporada anterior, en la actual su panorama no luce tan alentador.

Con el tico Javier Wanchope fuera del banquillo (Iván González tomó su lugar), desde hoy Chiriquí intentará cambiar su agitado rumbo, pero al frente tendrá al rival que tal vez más daño le ha hecho, el Árabe Unido de Colón, líder indiscutible del Apertura 2015 y que en la pasada fecha seis lo humilló por marcador de ocho goles por uno, en su visita al Armando Dely.

La única ventaja que quizás tengan esta noche los del Valle de la Luna es la localía, aunque su afición no los ha acuerpado en el estadio San Cristóbal.

Este duelo, que abre la decimoquinta jornada, enfrenta a una máquina de hacer goles contra una que no se cansa de recibirlos. Los colonenses han marcado en 25 ocasiones, para ser la mejor ofensiva del actual curso, y es también el conjunto menos goleado con nueve.

Por su parte, los chiricanos presentan una situación diametralmente opuesta a sus contrincantes de turno. Es el equipo al que más la han hecho goles, 23 en total, y es el tercero que menos convierte (12). Dura realidad.

Además, Chiriquí no ha logrado ganarle al Árabe desde su regreso a la categoría de honor, en 2014. El mejor resultado que ha podido rescatar fue un 2-2 en la jornada seis del Apertura 2014.

Los dirigidos por el colombiano Juan Sergio Guzmán, ya clasificados, quizás apuesten por dar descanso a varias de sus figuras con miras a las semifinales.

Block title
Block content
Block title
Block content