Una pelea con sabor a venganza

El filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Timothy Bradley sostendrán hoy una pelea de revancha en la Arena Garden, por el campeonato mundial de peso wélter sin

Las Vegas Las Vegas

El filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Timothy Bradley sostendrán hoy una pelea de revancha en la Arena Garden, por el campeonato mundial de peso wélter sin un claro favorito.

Bradley y “Pacman” volverán a pelear después del polémico fallo de los jueces que favoreció al estadounidense sobre el filipino en junio de 2012, en el mismo escenario del hotel casino MGM Grand.

Ayer, ante una gran multitud Pacquiao y Bradley cumplieron con el pesaje oficial para su revancha.

Pacquiao fue el primero en subir a la balanza ante los aplausos de la multitud y marcó 145 libras. Luego vino el turno del campeón defensor Bradley, abucheado en muchos sectores, quien subió anunciando su propio peso de 145 libras, el cual fue confirmado segundos después por los oficiales.

Ambos púgiles exhibieron su musculatura en poses que por momentos parecieron de un concurso de fisicoculturismo, para luego hacer el tradicional cara a cara en el que Bradley no paró de hablar mientras Pacquiao sonreía.

El oriundo de California quiere despejar dudas sobre su victoria contra el asiático, en una noche donde le arrebató el título wélter que pondrá en juego por tercera ocasión después de vencer al ruso Ruslan Provodnikov y al mexicano Juan Manuel Márquez.

Por su lado, Pacquiao quiere dejar en claro que aquel resultado fue injusto de acuerdo con lo que se vio durante los doce asaltos, y lo que vio la mayoría, y buscará una victoria contundente, en la que incluso no descarta la posibilidad de vencer a su rival antes del límite.