Desatienden a su bebé por estar jugando en sus celulares y murió

Durante la investigación del caso se reveló que a la bebé sólo le habían dado cuatro nuggets de pollo y unos cuantos aros de espagueti antes de dejarla sin comida, bebida o atención por más de 21 horas.
Michael Conroy fue sentenciado a 14 meses de prisión.

Michael Conroy fue sentenciado a 14 meses de prisión.

Por: Infobae -

Un padre de 27 años fue encarcelado por dejar morir a su pequeña hija de 19 meses al estar jugando videojuegos en el celular y viendo televisión hasta el día siguiente.

La pequeña Kiera Conroy fue encontrada sin vida en su cuna por sus padres Michael Conroy y Kirsty Boyle apenas cinco días antes de Navidad.

Publicidad

De acuerdo a lo trascendido en el proceso judicial contra la pareja, ambos se quedaron despiertos toda la noche viendo televisión y jugando videojuegos y luego se fueron a dormir dejando la niña desatendida por horas en la habitación de al lado.

Cuando despertaron, Boyle, de entonces 24 años, descubrió a Kiera totalmente quieta y sin aparentes signos vitales alrededor de las 5 de la tarde del 20 de diciembre de 2017, cuando fue a chequearla justo antes de salir de la casa.

Durante la investigación del caso se reveló que a la bebé sólo le habían dado cuatro nuggets de pollo y unos cuantos aros de espagueti antes de dejarla sin comida, bebida o atención por más de 21 horas.

Según un médico que analizó el caso, las bolsas de basura esparcidas por el piso sucio del hogar representaban un “peligro de asfixia” y que para una bebé tan pequeña entrar en contacto con pañales sucios podrían provocar una infección bacteriana.

El médico expresó su preocupación adicional de que una “niña curiosa” como Kiera podría haber tenido cortes si hubieran tocado latas que estaban esparcidas en la propiedad.

Conroy, admitió ante la corte que intencionalmente causó o procuró que su hija fuera maltratada, descuidada y expuesta de una manera que probablemente le causara sufrimiento innecesario o daños a la salud.

El negligente padre de Lanarkshire, Escocia, fue enviado a prisión por el juez Fergus Thomson que calificó el caso como “trágico”.

LEE TAMBIÉN: TODAS NUESTRAS NOTICIAS AQUÍ

“Claramente, este es un asunto difícil y desgarrador y la situación con la pérdida de la vida de la niña pequeña es nada menos que trágica. Michael Conroy y su pareja deben vivir con esa pérdida y ahora tendrá una condena y acepta que su cuidado de Kiera fue significativamente inferior a lo que cabría esperar”, dijo el abogado defensor del caso Paul Belardo.

“Esto pesará mucho sobre el señor Conroy por el resto de su vida y no importa lo que le suceda en la corte, nada lo impactará tanto como lo que ya sucedió”, agregó.

“Está preparado para aceptar cualquier disposición que el tribunal considere apropiada, pero yo pediría que el tribunal, teniendo en cuenta todas las circunstancias del caso, dé un paso atrás en la custodia”, concluyó el abogado.

La repentina muerte de Kiera se trató inicialmente como inexplicable.

Ambos estábamos destrozados. Nos quedamos una noche entera despiertos. Es un mal hábito”, le dijo más tarde Boyle a la policía.

Explicó que ella y Conroy habían estado despiertos hasta las 6:30 am, viendo televisión y jugando en sus teléfonos.

Boyle dijo que no escuchó a Kiera en ese momento y “asumió que estaba dormida”, pero encontraron a la joven “muy blanca” con náuseas alrededor de la boca.

El tribunal escuchó que Conroy no le había proporcionado a Kiera la alimentación y los líquidos adecuados, la había dejado sola y desatendida durante períodos excesivos y no le había proporcionado condiciones de vida adecuadas.

También admitió que expuso a su hija a pastillas de valium en la calle.

Se encontraron tabletas dentro de la cuna de viaje de Kiera, pero no había indicios de que hubiera tomado alguna.

“Teniendo en cuenta el hecho de que anteriormente ha sido objeto de una orden de devolución de la comunidad que se incumplió, con tristeza, he llegado a la conclusión de que ningún otro método de disposición que no sea la custodia es apropiado”, dijo el juez.

La sentencia se fijó en 14 meses de prisión.

Boyle había enfrentado el mismo cargo de negligencia que su pareja, pero los fiscales aceptaron su declaración de inocencia.

LEE TAMBIÉN: TODAS NUESTRAS NOTICIAS AQUÍ

Contenido Premium: 
0
generar archivo de audio: 
Sin Audio

Para comentar debes registrarte y completar los datos generales.