Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

‘Bolillo’, más de lo mismo

Por: Roberto Acuña Navarro / [email protected] / @RobertoAcuna14 -

La selección panameña se tiró un partidazo el martes. Indudablemente impuso condiciones frente a los estadounidenses, los tuvo contra las cuerdas, pero hasta allí. Del estadio mucha gente se marchó contrariada. Se notó entrega por parte de los jugadores, mas al final no se ganó. Una película que ya hemos vivido antes y que se repite una y otra vez en el Rommel cuando enfrentamos a un grande de la Concacaf: el sentimiento frustrante de que se tuvo la oportunidad de tomar tres puntos, pero no se pudo.

En el argot futbolístico para que un equipo sea calificado con nota muy alta debe gustar, ganar y golear. Las llamadas tres “g”.

Publicidad

Frente a Estados Unidos, ¿la selección gustó? Claro que sí. La actitud de los jugadores es plausible y también hubo muestras de buen fútbol. El empuje de “Gavilán” en el medio sector y la chispa de Gaby Torres en ataque inyectaron el dinamismo que faltó frente a Trinidad y Tobago.

¿La selección ganó? No. Precisamente de haberlo hecho hubiese firmado el mejor partido jamás jugado por una selección panameña en eliminatorias mundialistas. Y esto es lo negativo, se siguen perdiendo puntos en casa.

Y analicemos la tercera “g”. ¿La selección goleó? Más bien, perdonó. Ocasiones de gol hubo, pero nuestros atacantes estuvieron nefastos en la definición. Lastimosamente con la selección no lucen tan efectivo como en sus clubes.

“El Bolillo” dice estar satisfecho, pero no hay nada que celebrar. Sigo esperando que la selección que dirige logre un resultado que de verdad nos sorprenda. Y para eso hace falta jerarquía, que es lo que le sobra a los grandes del área. En fin, “Bolillo”, con usted hemos seguido viendo más de lo mismo.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content