728x90 b756

Chile: vuelven las protestas y enfrentamientos en las calles

Organizaciones sociales se manifiestan contra la decisión del Gobierno de bloquear el proyecto de retiro de otro 10% de los fondos de pensiones
Manifestantes participan en una protesta  en Santiago de Chile. EFE- Archivo

Manifestantes participan en una protesta en Santiago de Chile. EFE- Archivo

Por: Chile / Infobae -

La determinación del Gobierno de Sebastián Piñera de bloquear el proyecto del segundo retiro del 10% ingresándolo al Tribunal Constitucional provocó diversas reacciones, entre ellas, que en varios lugares de Chile la gente saliera a manifestarse en las calles.

En horas del lunes, diversas convocatorias generaron movilizaciones que partieron desde temprano en la Alameda, la principal avenida de la capital chilena. Este martes se sumaron movilizaciones de los pescadores artesanales y trabajadores de la salud, por mejoras laborales y salariales.

Publicidad

Los que iniciaron la jornada de manifestaciones, fueron los vendedores ambulantes de Estación Central, municipio cercano a Santiago y que forma parte de la Región Metropolitana en la capital. En este lugar, manifestantes que reclaman por los permisos para ejercer el comercio informal, que ha crecido en los últimos meses como efecto de la crisis social y el impacto de la pandemia, terminaron con graves enfrentamientos, barricadas y cortes de tránsito.

Las nuevas convocatorias se han trasladado desde la tradicional Plaza Italia, lugar donde permanentemente se registran protestas e incidentes, a sectores más cercanos a la sede del Poder Ejecutivo, La Moneda.

Carabineros reportó la detención de 23 personas, cuatro uniformados heridos y un bus quemado. Esta vez en las cercanías del palacio de La Moneda, donde manifestantes se congregaron para protestar, a la luz de las consignas, contra el requerimiento del Gobierno para frenar el segundo retiro del 10%, para exigir la renuncia del presidente Sebastián Piñera y para pedir la libertad de los presos por causas del estallido social.

Tras las movilizaciones, tanto de los ambulantes como de quienes repudiaron la determinación presidencial, se congregaron encapuchados quienes rompieron varias veredas con martillos, para luego lanzar trozos contra personal policial que buscaba controlar el orden público.

El enfrentamiento con Carabineros, la policía militar de Chile, también registró la instalación de barricadas, lanzamiento de bombas molotov y cortes de tránsito de vías principales, lo que dejó 8 personas detenidas.

En otro sector de la capital, un grupo de sujetos encapuchados saquearon una farmacia, y algunos de ellos fueron detenidos. Más tarde, y con diversos registros de enfrentamientos, en la comuna de Recoleta, cercana a Santiago, un grupo de sujetos prendió fuego a un bus de transporte público.

“A las 23:30 horas en la comuna de Recoleta, unas 70 personas aproximadamente en la Avenida Recoleta procedieron a encender una barricada. Los individuos obligaron a descender al conductor del bus, mediante golpes de pie y puños. Al llegar Carabineros al lugar fueron repelidos mediante piedras y fuegos artificiales. Otros individuos encendieron fuego al bus extinguiéndose en su totalidad”, declaró el Capitán de ronda Miguel Jiménez Hernández, de la prefectura Santiago Norte de Carabineros.

En otros puntos de la capital, en el municipio de Puente Alto se registró la presencia de barricadas incendiarias en las inmediaciones a la plaza principal de la comuna y del sector Protectora de la Infancia, ubicada en la principal arteria del sector.

En otros puntos, en Peñalolén y Huechuraba, también en la Región Metropolitana, dos comisarías fueron atacadas por grupos de manifestantes, donde también se informó el saqueo de una sucursal bancaria y tienda de empresa telefónica.

Desde el Gobierno, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, señaló que los manifestantes no están de acuerdo con la democracia y los pasos que está dando el país. “400 personas no van a amenazar nuestra democracia... Ahí va a actuar Carabineros de Chile para mantener y restablecer el orden público. Nosotros no podemos dar espacio a que nuestro parlamento, nuestro Gobierno y nuestras instituciones democráticas sean amenazadas por la violencia, dijo.

Finalmente, Galli, señaló que las manifestaciones solo buscan conseguir que personas que han protagonizado delitos graves pueden “escabullir a la justicia”.

Contenido Premium: 
0