728x90 b756

El Cristo de Río, 90 años como símbolo de Brasil

El Cristo de Río, 90 años como símbolo de Brasil

El Cristo de Río, 90 años como símbolo de Brasil

Por: EFE Río de Janeiro -

El Cristo Redentor, la más icónica imagen de Brasil en el mundo, cumplev hoy 90 años, por lo que tendrá una semana de conmemoraciones marcadas por la mesura que exige la pandemia de la covid-19, un virus que el gigante suramericano aún no controla totalmente.

Para estar a la altura de tan memorable fecha, la imponente estatua que corona el cerro del Corcovado, en Río de Janeiro, pasó por un proceso de restauración y está lista para celebrar sus nueve décadas.

Publicidad

La tarea estuvo a cargo de un equipo de 40 profesionales -entre alpinistas, escultores, geólogos y otros especialistas- que en medio de andamios, cuerdas y arneses recorrieron durante un año los 38 metros de la gigantesca estatua para reparar los daños causados por las inclemencias del clima y el desgaste en algunos puntos de su estructura.

En su mano derecha tocó reconstruir la punta del dedo medio, así como el frente izquierdo de la parte superior de la cabeza. También se hicieron dos reparaciones en la parte baja de la estatua, donde está tallada la manta del Cristo.

Según los expertos, varios daños fueron provocados por rayos que impactaron la estatua, algo que en promedio ocurre cinco veces cada año.

Cinco minutos hasta el corazón del Cristo

Aunque la imponente estructura equivale a unos 13 pisos de un edificio, llegar hasta el corazón del Cristo toma sólo unos cinco minutos.

El recorrido, sin embargo, puede ser sofocante y no recomendado para claustrofóbicos, pues la estrechez del espacio por donde se yerguen las escaleras al interior del monumento, llega a causar cierto "escozor" durante el ascenso.

Del corazón hasta el brazo de la estatua, donde ya es posible asomar la cabeza, solo se requiere subir un piso más. La inmensidad de Río y el paisaje que ofrece el cerro del Corcovado desde esa altura son la mejor recompensa.

Curiosidades

La estatua fue construida en cinco años (1926 y 1931) y casi en su totalidad en Brasil, con excepción de la cabeza y las manos, que fueron elaborados en París por el escultor francés Paul Landowski, especialista en "art déco", que las separó en moldes numerados de tamaño real para que el montaje fuera realizado en Río.

Contenido Premium: 
0