Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Las bendiciones son a domicilio

Por: Brasilia EFE -

El confinamiento social que ha obligado a los brasileños a permanecer en sus casas para evitar la propagación del COVID-19 también transformó la forma de celebrar la Semana Santa que comenzó con un Domingo de Ramos ausente de aglomeraciones y con sacerdotes que dieron bendiciones.

Para evitar la propagación del virus, en el inicio de la Semana Mayor, en vez de las tradicionales procesiones con ramos y cultos en las iglesias, las misas se transmitieron por las redes sociales y las bendiciones se dieron a domicilio.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content