Un hombre mata a su esposa y luego finge tristeza al ver su cádaver

Este hecho violento ocurrió en noviembre del año pasado, sin embargo, hasta hoy se definió que era culpable de asesinato.

Por: Redacción / Web -

Un hombre llamado David Pomphret de 51 años, hizo toda una representación para la policía, afirmando que acababa de encontrar a su esposa fallecida, aunque poco antes la golpeó 30 veces hasta provocarle la muerte. 

LEA TAMBIÉN: Movimiento indígena de Ecuador acepta diálogo con el presidente Lenín Moreno

Publicidad

Este hecho violento ocurrió en noviembre del año pasado, sin embargo, hasta hoy se definió que era culpable de asesinato.

Según el relato de ese momento Ann-Marie Pomphret, de 49 años, fue a su establo para recoger algunas herramientas necesarias para que David reparara la ducha de la casa. Según los testimonios del hombre, entonces Ann-Marie empezó a gritarle, haciendo comentarios ofensivos, acusándole de ser un mal padre y tener problemas sexuales, e incluso le pegó en la cara. Todas estas acciones, presuntamente, provocaron que David la golpeara con una palanca metálica, recoge Daily Mail.

Lo cruel del suceso vino cuando se le consultó al hombre lo que había sucedido. Después de matar a la mujer, llamó a la policía para informar que había encontrado su cuerpo sin vida, asegurando que no sabía qué le había ocurrido. "Hay restos de cerebro y sangre por todas partes y ella luce como si hubiera sido golpeada en la cabeza", dijo.

Al llegar los agentes y servicios médicos, le preguntaron sobre los detalles y él se mantuvo fijo en lo que había dicho inicialmente. Durante toda la interrogación afirmaba que estaba impactado por lo que había pasado.

Para mala fortuna de David, la investigación arrojó que en la casa se encontró un calcetín de la víctima lleno de sangre. Al parecer el hombre había quemado toda la evidencia, pero olvidó eliminar esta prenda de vestir. Esta fue la prueba necesaria para que la policía lo relacionara con un homicidio.

Contenido Premium: 
0