Block title
Block content
Block title
Block content

Arman nuevo complot para joder a ‘El Loco’

Por: -

Figuras cercanas a los círculos de poder en el gobierno de Juan Carlos Varela buscan armar un nuevo complot contra el exmandatario Ricardo Martinelli haciendo uso del poder judicial y de la manipulación de la información.

Fuentes de inteligencia afirman que la pieza clave de este nuevo complot es Ignacio Fábrega, quien ya confesó en una grabación que fue obligado a vincular al expresidente Martinelli en el caso de Financial Pacific, a pesar de no existir ilegalidad.

Fábrega, quien fue director de supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores, fue condenado a cinco años de prisión, tras declararse culpable por el caso de desfalco de la casa de valores.

Ahora Fábrega estaría siendo nuevamente utilizado para confeccionar otro montaje con el que se busca incriminar a Martinelli y al exministro de Turismo Salomón Shamah. Las fuentes de inteligencia aseguran que Fábrega estaría coordinando con figuras vinculadas al Gobierno una versión ficticia en la que tratarían de responsabilizar a Martinelli y a Shamah de la desaparición de Vernon Ramos, exfuncionario de la Superintendencia del Mercado de Valores.

Las fuentes no apuntan directamente a las figuras que presionan y coordinan con Fábrega desde la cárcel El Renacer, pero afirman que el hoy reo habla todos los días por teléfono con Roberto Brenes, expresidente de la Bolsa de Valores de Panamá, enemigo político de Martinelli y simpatizante del gobierno de Varela. También habría figuras del Consejo de Seguridad y el Ministerio Público detrás de este complot.

En las conversaciones telefónicas, Fábrega habría reclamado a Brenes la falta del cumplimiento del acuerdo por testimonio ante los tribunales para vincular a Martinelli con el caso Financial Pacific. A pesar de ello, estaría colaborando con el nuevo complot.

Hace tres semanas, Fábrega quedó al descubierto en la reunión en la que confiesa que fue presionado o coaccionado para declarar contra Martinelli durante el juicio que enfrentó.

"Están haciendo preguntas negativas, maliciosas. Si yo hubiese visto alguna ilegalidad, si yo hubiese visto que hubiese lavado de dinero como quieren que yo diga, yo procedo como me dice la ley, y ese no fue el caso", manifestó en la grabación donde confiesa del primer complot.

Además Fábrega detalló que la única vez que se reunió con el exministro Salomón Shamah fue cuando lo llevó a la Presidencia a hablar con el expresidente "porque no estaba de acuerdo como estaba manejando la vaina con Financial Pacific y estaba menos de acuerdo con la demanda personal que le había puesto a West Valdés e Iván Clare".

En su declaración de culpabilidad, el pasado 25 de agosto, Fábrega mencionó que se reunía con Shamah y Martinelli para dar información de Financial Pacific y que recibía instrucciones de ambos.

En la conversación grabada, Fábrega negó conocer o tener información sobre el empresario brasileño Mario Sampó, a quien en su declaración ante el juez Rolando Quesada Vallespi catalogó como uno de los principales accionistas de la casa de valores.

"Yo me limito a ver siempre temas profesionales en una oficina abajo y nunca subí a sus oficinas personales, con lo cual no lo conozco", se escucha en el audio.

En lo que sí se reiteró Fábrega fue en vincular al exsuperintendente del Mercado de Valores Juan Manuel Martans con el caso.

"Él sabía que estaba copiado en todos los correos, me mandó a llamar luego y me dijo que estaba nerviosísimo porque Ana Lucrecia tenía el sartén en la mano porque el marido era ministro del MEF, pero el tipo sabía todo y me apuñaló después por la espalda", comentó.

Fábrega se refiere a Ana Lucrecia Tovar de Zarak, quien ocupara la presidencia de la junta directiva de la Superintendencia del Mercado de Valores de 2012 a 2014 y es esposa del actual viceministro de Economía, Iván Zarak Arias.

El exfuncionario cuestionó por qué no le preguntaron sobre Mayte Pellegrini ni por el desfalco a Financial Pacific.

"Están buscando es por el otro lado. Nadie ha tocado el tema Pellegrini que es supersensitivo porque ahí están en juego 8 y pico de millones de dólares; no han hecho una sola pregunta sobre este tema", sostuvo.

Para Fábrega, no era necesario causar un "escándalo mediático" y un "circo, como lo que se ha vuelto este país", por lo que consideró como problemas administrativos.

Block title
Block content
Block title
Block content