Arrecifes de coral del sur de Azuero amenazados por algas y malas prácticas

Esta jornada de monitoreo ecológico se realizó con el objetivo de diseñar estrategias de protección, conservación y uso sostenible de los arrecifes coralinos.
Durante las inmersiones se observó una cantidad considerable de  coral fracturado, lo que supone la presencia de malas prácticas de uso del recurso.

Durante las inmersiones se observó una cantidad considerable de coral fracturado, lo que supone la presencia de malas prácticas de uso del recurso.

Por: Redacción / Web -

Un grupo de 10 buzos (técnicos y guardaparques) del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), realizaron inmersiones en trece (13) sitios de Isla Iguana, Puerto Escondido, Los Frailes y Achiotines, en Pedasí, para evaluar el estado de salud (condiciones ambientales), de estos ecosistemas en los arrecifes de la zona Sur de Azuero.

Esta jornada de monitoreo ecológico se realizó con el objetivo de diseñar estrategias de protección, conservación y uso sostenible de los arrecifes coralinos.

Publicidad

Según reportó la Dirección Nacional de Costas y Mares (Dicomar) de MiAmbiente se identificaron 15 especies de corales formadores de colonias, 2 de abanicos de mar, 72 especies de peces y 20 de invertebrados y observó una gran cobertura de algas sobre los corales, lo que está ocasionando problemas a este ecosistema.

Estudiantes de la Universidad Marítima Internacional de Panamá (UMIP) y dos buzos internacionales de la Fundación Ecosistemas y Conservación (México), también participaron en las inmersiones, durante las cuales también se observó una cantidad considerable de coral fracturado, lo que supone la presencia de malas prácticas de uso del recurso.

José Julio Casas, de la Dirección de Costas y Mares de MiAmbiente, indicó que para los monitoreos se establecen transectos lineales de 25 metros de largo (áreas designadas para colectar datos) en donde los buzos forman un túnel imaginario de 5 metros, para la identificación y conteo de todas las especies que se observen dentro de él, esto se hace (siempre que es posible) a dos profundidades, una somera (a menos de 5 metros) y una más profunda (entre 5 y 12 metros). Además sobre ese mismo transecto lineal se monitorea la diversidad del fondo, identificando la presencia de moluscos, crustáceos y de algas sobre el coral; utilizando una cuadrícula de un metro cuadrado.

Según un comunicado de la entidad, durante el mes de septiembre se realizará la segunda campaña de monitoreo, correspondiente a la temporada lluviosa, lo que permitirá tener información de las dos temporadas (seca y lluviosa) a fin de realizar comparaciones entre los indicadores ecológicos y determinar si existen diferencias.

También se espera establecer un grupo de buceo técnico para institucionalizar el desarrollo sistemático y permanente de este tipo de monitoreo en las áreas marinas protegidas tanto del Caribe como del Pacífico de Panamá.

Los arrecifes coralinos son los ecosistemas marinos más amenazados actualmente por diversas causas como el cambio climático que ocasiona el blanqueamiento de los corales, así como por la sedimentación excesiva, sobrepesca y otras actividades como el anclaje que puedan dañarlos o causar su muerte.

Actualmente el proyecto de Ley 196, que establece la protección integral de los sistemas coralinos, ecosistemas asociados y especies asociadas de Panamá, está presto a discutirse en primer debate en la Asamblea, y dentro de este proyecto de Ley, se establece la necesidad de la ejecución de monitoreos permanentes y sistemáticos sobre estos ecosistemas en ambas costas de nuestro país.

Contenido Premium: 
0