Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Arzobispo: Hoy no es día para emborracharse, emborráchense otro día.

"La mamá, como mamá gallina quiere tener a todos sus pollitos bajo sus alas. Disfrutemos de este día y no hagamos coger rabia a mamá…

Foto: Edwards Santos

Por: Redacción -

El arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, hizo este domingo un llamado a que no celebren el Día de las Madre embriagándose.

"Hoy no es día para complicarle la vida a las mamás, para emborracharse, emborráchense otro día. Hoy no es día de ser impertinentes celebrando el Día de la Madre borracho y hay que decirlo bien claro", dijo José Domingo Ulloa durante la homilía de este 8 de diciembre.

"La mamá, como mamá gallina quiere tener a todos sus pollitos bajo sus alas. Disfrutemos de este día y no hagamos coger rabia a mamá… Que sea todo el día un homenaje a la que nos dio el ser natural, la que nos adoptó, pero también a la que es nuestra madre espiritual", agregó
También se refirió al mejor regalo que desea una madre por parte de sus hijos
Publicidad
"Hoy le pido a todos los hijos, el mejor regalo que podemos hacerles a nuestras madres no son las cosas económicas, el mejor  regalo es que podamos ser hijos de bien, ciudadanos de bien”, comentó
La máxima autoridad de la Iglesia Católica no podía pasar por alto explicar lo que significa ser madre.
"Ser madre no es una función física que resida en una parte del cuerpo. Ser madre no es un accidente de la naturaleza que les hizo mujer. No es la consecuencia de un error, de una falta de planeación, de un desliz, no es cargar por nueve meses con el peso de un ser humano en el vientre y en la conciencia, ser madre es ser como Dios porque solo la mujer como Dios puede dar vida y darse por esa vida, aquí está el sustento de la dignidad de la mujer",  explicó
Resaltó que en esta fecha no se celebra únicamente a la maternidad natural, sino que hay otra maternidad  que es maravillosa
"Permitan que hable en un buen panameño. Hoy no solo celebramos a la madre que nos parió y ningún hijo puede olvidar que cuando nuestras madres nos parieron, se jugaron la vida. Esto hay que tenerlo bien claro", enfatizó
Contenido Premium: 
0