Atado y con la cabeza tapada con trapo lo enterró la secta

Atado y con la cabeza tapada con trapo lo enterró la secta

Por: Mayra Madrid Crítica -

Tras el hallazgo de una osamenta en una fosa clandestina, el 14 de septiembre, cerca al río Chucará en la comarca Ngäbe-Buglé, se conoció que la víctima se mantenía bajo una capa de piedra atado de pies y manos, mientras su cabeza estaba cubierta con un trapo.

Los detalles surgieron luego de la exhumación de los restos óseos que hasta ahora no se descarta se pueda tratar de Benancio García, de 38 años, quien permanece desaparecido desde agosto de 2019.

Publicidad

Tras el hallazgo de esta osamenta se le imputaron cargos por homicidio a Guzmán Sibala, de 37 años.

Contenido Premium: 
0