Con protesta, exigen a farmacéuticas liberar patentes de las vacunas COVID-19

La iniciativa VOW (Vacunemos Nuestro Mundo) busca que las farmacéuticas valoren más la vida de millones de personas en el mundo antes que el beneficio económico.
Foto/Víctor Arosemena

Foto/Víctor Arosemena

Por: Redacción -

Un grupo miembro de la organización global, AIDS Healthcare Foundation, que trabaja hace 34 años en la respuesta al VIH y al sida, llegó hasta las oficinas de la farmacéutica Pfizer en Calle 50, hoy martes 17 de agosto, para protestar de manera pacífica para que se valore la vida de millones de personas en el mundo antes que el benficio económico. 

La organización considera que, lejos de ser una preocupación, para las farmacéuticas el alargamiento de la pandemia parece ser “parte del negocio”, ya que de continuar la pandemia se aseguraría la necesidad de producir refuerzos y versiones actualizadas de las vacunas, alargando su rentabilidad comercial, por lo que hicieron un llamado urgente a nivel global para exigir la liberación o flexibilización de patentes (mientras dure la pandemia de COVID19) y a la transferencia de tecnología por parte de las grandes farmacéuticas como Pfizer, a fin de ampliar la producción, acceso y distribución de las vacunas a nivel mundial.

Publicidad

De acuerdo con Natasha Dormoi Eluf, coordinadira de País de AIDS Healthcare Foundation Panamá, el llamado se hace a través de la iniciativa VOW (Vacunemos Nuestro Mundo) la cual piden apoyar firmando la petición en Vacunarnuestromundo.org, pues más de 300 organizaciones en 43 países han respaldado el movimiento.

La organización dejó claro que Panamá cuenta con los recursos necesarios y las autoridades han tenido la capacidad de asegurar vacunas para el 100% de la población, sin embargo, otros muchos países no tienen esta posibilidad.

Según AIDS Healthcare Foundation, el desarrollo de las vacunas fue financiado en su mayoría con dinero público, por ello las vacunas deben ser un bien público de la humanidad. Los gobiernos alrededor del mundo en total han contribuido con 8 mil 600 millones de dólares para el desarrollo de las diferentes vacunas, mientras que las organizaciones sin fines de lucro han donado casi 1 mil 900 millones de dólares más. Solo 3 mil 400 millones de dólares provienen de la propia inversión de las empresas farmacéuticas.

"Pfizer invirtió solamente $1 mil millones, su porcentaje de rentabilidad de la vacuna de COVID-19 será de $904% solamente durante 2021. Promediando $39 por las dos dosis, la vacuna de Pfizer es la vacuna más cara de las más de 10 vacunas contra COVID-19 de uso extendido en el mundo", detallan los datos compartidos durante la protesta.

Contenido Premium: 
0