El largo reinado de STI dentro de Tocumen S.A.

El largo reinado de STI dentro de Tocumen S.A.

Por: -

Desde que Joseph Fidanque tomó la gerencia de Tocumen S.A., la empresa Servicios Tecnológicos de Incineración (STI) se apoderó del contrato de la recolección e incineración de la basura internacional de los aviones, lo que ha puesto en riesgo sanitario a la ciudad de Colón.

Todo se ha dado por múltiples contratos directos como medida transitoria hasta la construcción de un incinerador propio que ahora no tiene la capacidad para atender la demanda del aeropuerto, por lo que STI continúa con un contrato directo que le genera 380 mil dólares cada tres meses.

Publicidad

El contrato de STI ha sido cuestionado desde que Fidanque reconoció en 2014 que él mismo había llamado a su amigo Juan David Morgan para que tomara este contrato. Luego Fidanque renunció a Tocumen porque la Procuraduría de la Administración había notificado a la directiva del aeropuerto que debía ser sancionado por haber aprobado compras directas a empresas donde aparecía como accionista y directivo.

Sin embargo, STI continuó manteniendo el contrato directo para la recolección de la basura internacional sin tener incinerador en Panamá, sino en la provincia de Colón, lo que incrementa cualquier riesgo.

La Organización de Aviación Civil Internacional (Oaci), como entidad administradora del contrato para el nuevo incinerador de Tocumen, pretende aplicar la fianza de cumplimiento, pero a la vez busca normalizar la contratación de una empresa externa. Esto mientras demore la adecuación del incinerador que construyó la empresa Oproler.

El gerente general de Tocumen S.A., Óscar Ramírez, ha señalado que la terminal aeroportuaria solicitó la construcción de un incinerador para tratar entre 8 y 10 toneladas de basura diaria y lo que se construyó apenas puede con 2 toneladas diarias.

Confirmó que el resto de los desechos, que puede estar entre 5 y 6 toneladas diarias, es transportado por la empresa contratada por Oproler a un incinerador en Colón.

"La situación de la empresa es crítica porque no está cumpliendo y lo que estamos recomendando es que se aplique la fianza de cumplimiento para que el afianzador haga frente según el contrato", dijo Ramírez en su momento.

Los desechos internacionales que generan los pasajeros de 400 vuelos diarios de compañías comerciales, de carga y operaciones privadas son considerados sensitivos y deben recibir un tratamiento especial, lo que ha sido cuestionado en reiteradas ocasiones.