Fundación panameña escondió $2,640 millones

Por: -

Unos $2,640 millones escondía el español Clan Pujol en Panamá, revela la publicación Okdiario.com Una sociedad panameña: Fundación Kopeland, que tenía como agente residente a la firma Alemán, Cordero, Galindo y Lee, figura en la investigación

Esa cuantiosa suma procedía del cobro de comisiones ilegales durante 35 años en Andorra.

Publicidad

Solo dos semanas después de que el presidente del gobierno regional de Catalunya, Jordi Pujol, confesase que mantuvo una cuenta en Suiza durante 34 años, en la que ocultó la herencia paterna, su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, disolvía la sociedad panameña que, según la Policía, recibió parte de los fondos del clan.

Jordi Pujol Ferrusola envió a miles de kilómetros de Andorra parte de la fortuna familiar oculta. En concreto, a Panamá, a la fundación Kopeland. Los Pujol ponían a cubierto su dinero opaco, señala la publicación.

Pero no basta ocultar el dinero en una fundación artificial. Los inversores extranjeros clandestinos como los Pujol quieren un segundo cierre de seguridad para impedir que aflore su identidad. Con este fin, Kopeland registra un fundador ajeno a la familia del expresidente catalán.

El fundador fantasma es Global Services Advisory Limites, una sociedad de negocios con sede en Belice. Casualmente, esta sociedad la creó el mismo bufete que vendió la fundación a los Pujol. Un nuevo sello para ocultar al propietario real: la familia de un ex- presidente autonómico que tenía el trato de Molt Honorable.

El 8 de agosto de 2014, Jordi Pujol disolvió Kopeland Foundation, creada en febrero de 2011 y con un patrimonio social de 10,000 dólares.

Las autoridades españolas preparan que pueda cursar comisiones rogatorias a Panamá con el fin de solicitar la información bancaria que pueda existir sobre los distintos miembros de la familia Pujol.

La familia Pujol llegó a promover en Panamá dos rascacielos, The Quartz Tower y Balboa Blue Spa, valorados en 92 millones de euros, que finalmente no se llevaron a cabo.

El Balboa Blue Spa nació con la ambición de convertirse en una de las torres más altas de la ciudad. El hijo menor del expresidente autonómico catalán llegó a poner los cimientos de este gigantesco edificio de apartamentos y oficinas, que estaba valorado en 42 millones de euros.

El The Quartz Tower fue concebido como un gran edificio de oficinas que acabaría incorporando un hotel de cinco estrellas y estaba valorado en 50 millones de euros.

Oleguer Pujol abandonó ambas iniciativas en plena fase de desarrollo por disputas con sus socios, encabezados por su amigo personal Daniel Costa, al que el resto de inversores acabó acusando de despilfarrar los fondos invertidos.

Un muerto

Toda la trama tiene un muerto en el camino. Se trata de Juan Manuel Rosillo o también John Rosillo, usado como testaferro en Panamá de los Pujol, apareció muerto –de causas "naturales" en la habitación 207 del hotel Ambassador, el 21 de octubre del 2007.

Rosillo fue la fantasía creada por los Pujol para comprar masivamente terrenos antes y para las Olimpíadas 1992, y hasta para el Fórum de las Culturas en Diagonal Mar, 2004. Terrenos rústicos e industriales que multiplicaban exponencialmente de valor por la varita mágica del presidente del gobierno regional de Cataluña.

En Panamá había sido arrestado el 8 de marzo de 2005 y pasó ocho meses en la prisión El Renacer, donde perdió 21 kilos de peso, pero no concretó su extradición por un caso de homicidio culposo.