Gobierno garantizará acuerdo sobre proyecto de Barro Blanco

El asesor ministerial indicó que hay un firme compromiso del presidente de la República, Juan Carlos Varela, que se respeten lo pactado y que no accionarán este proyecto hasta que haya un acuerdo final.

Por: Redacción/ Web -

Mariano Mena, asesor del Ministerio de Gobierno, dijo que el Gobierno Nacional, a través de una comisión especial, están garantizando el cumplimiento de pacto sellado con la dirigencia indígena de la comarca Ngäbe-Buglé en torno a la construcción del proyecto hidroeléctrico de Barro Blanco, localizado a orillas del río Tabasará en Tolé, provincia de Chiriquí. El asesor ministerial indicó que hay un firme compromiso del presidente de la República, Juan Carlos Varela, que se respeten lo pactado y que no accionarán este proyecto hasta que haya un acuerdo final. En el punto número 6 de este acuerdo dice lo siguiente: "El Gobierno se compromete a no inundar el embalse ni iniciar operaciones del proyecto Barro Blanco, hasta tanto no se haya alcanzado un acuerdo final entre las partes en conflicto sobre el futuro del mismo, debidamente legitimado por las instituciones democráticas locales establecidas por la ley". A continuación los puntos consensuados. 1) Se crea un equipo conjunto para estudiar el problema actual concerniente a los estribos de la presa y de la maquinaria de generación instalada en la casa de máquinas, y emitir una opinión sobre la situación exacta de estos asuntos. 2) El Gobierno se compromete a garantizar que se hagan los trabajos necesarios para estabilizar los estribos de la obra de acuerdo a las recomendaciones del equipo técnico, "de manera que se evite desastres y daños a las comunidades río abajo de la presa, así como a la terminación de las obras civiles, evitando no obstante todo tipo de trabajo de electromecánica. 3) Ambas partes se comprometen a la continuidad del proceso de diálogo sobre la viabilidad y factibilidad del proyecto. 4) Las partes se comprometen a analizar las opciones de solución sobre el futuro del proyecto, incluyendo la adquisición de la propiedad del proyecto Barro Blanco con justificación científica y financiera, "bajo el principio del respeto de los derechos indígenas y campesinos, y el desarrollo sostenible con equidad para las poblaciones de las cuencas, especialmente las afectadas directamente". 5) Las autoridades indígenas y el Gobierno se comprometen a aceptar los resultados y conclusiones que arrojen los análisis realizados por el equipo técnico, como base de las decisiones sobre el futuro del proyecto.