Iglesia Católica: Abuso a menores es un grave pecado social y delito irracional

Afirmaron que se unen a las voces que exigen sancionar con rigor a los responsables de estos hechos contra menores y jóvenes.
Iglesia Católica: Abuso a menores es un grave pecado social y delito irracional

Por: Redacción Crítica -

La Iglesia Católica panameña se pronunció hoy, jueves, sobre el escándalo en los albergues administrados por el Estado, a través de la  Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

LEE TAMBIÉN:  Evangélicos piden nombres de pastores, políticos y empresarios de caso Senniaf

Publicidad

Monseñor José Domingo Ulloa solicitó una investigación penal y civil sobre este caso de supuestos maltratos y abusos a menores en albergues y que se sancione a los responsables..."Caiga quien caiga" y advirtió que si hubiera algún religioso allí está el código de Derecho Canónico.

Indicó que no hay que generalizar y sobre todo que se continúen las investigaciones a fondo.

El prelado manifestó que la mayor inversión de un Estado debe estar dirigida a la niñez que es el mayor tesoro.  Afirmó que hay invertir en los albergues que debe estar acondicionados a nivel del siglo XXI y no en el Siglo X1X.

Lectura de comunicado

En tanto, religiosos, miembros de la Conferencia Episcopal Panameña e integrantes de la Pastoral Social y de Familia, a través de la lectura un comunicado, aseguraron "cero" tolerancia" antes estos hechos abominables en perjuicio de la niñez y juventud que se mantienen en los albergues.

Destacaron que “el abuso físico, psicológico y sexual contra la niñez, en las familias y en las instituciones públicas y privadas, es un grave pecado social, además de un delito irracional”.

Afirmaron que se unen a las voces que exigen sancionar con rigor a los responsables de estos hechos contra menores y jóvenes que, supuestamente fueron maltratados y abusados en unos 14 albergues administrados por Senniaf.

Puntualizaron que lo más grave es que estos hechos no son nuevos en la sociedad y que nadie ha hecho nada.

Plantearon que se necesita una reingeniería en las instituciones o albergues que garanticen los mecanismos más estrictos para evitar que gente malsana, violadores y delincuentes tengan acceso a los niños y jóvenes.

La iglesia católica regenta unos 40 albergues con de inspiración católica.

Contenido Premium: 
0