La Prensa consigna fianza; Toro donará plata a la "U"

La Prensa consigna fianza; Toro donará plata a la "U"

Por: Yorlenne Morales / Crítica Impreso -

El conflicto civil entre Ernesto Pérez Balladares y La Prensa avanzó ayer con la consignación de una fianza de un millón 130 mil dólares por parte del rotativo para levantar el secuestro promovido por el expresidente, cuya defensa dijo que de ganar la demanda donaría los $5.5 millones que reclama, para fortalecer los programas de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Panamá.

El presidente de La Prensa, Diego Quijano reveló que se presentó la solicitud de fianza ante el Juzgado XV Civil y se pidió levantar el secuestro, pero el abogado José María Castillo -representante de "El Toro"- cuestionó que en La Prensa no tengan la capacidad emocional de decir me equivoqué y por eso viene la reacción judicial de las personas.

Publicidad

La Prensa enfrenta 12 demandas civiles y 22 querellas penales que suman $84 millones, interpuestas por expresidentes, exfuncionarios, contratistas del Estado y hasta de los excampeones mundiales Roberto Durán y Anselmo Moreno.

La demanda surgió luego que publicaciones de La Prensa del 2011 destacaban que una sociedad de "El Toro" mantenía depósitos por casi $176 millones en una cuenta depositada en el Banistmo International de Bahamas, sin embargo, la realidad es que esa suma correspondía a una cuenta madre de todos los cuentahabientes del citado establecimiento bancario. La empresa atribuida al ex gobernante reportaba un saldo de $175 mil.

Para Quijano, el monto que reclama Pérez Balladares es desproporcionado y se preguntó "de qué manera" ese dinero "restituye la honra" del expresidente.

Aunque reconoció que es legal en materia civil ese tipo de medida, hay que reformarla, porque es un grillete que lleva a la autocensura que no es una violación a la vida en democracia.

Además pidió equiparar la ley para asegurar que las "medidas cautelares" contra los medios escritos sean "comedidas o proporcionadas" tal como rige para la radio y la televisión

Diego Quijano resaltó que la demanda de Pérez Balladares se haya reactivado un año después de que su Partido Revolucionario Democrático (PRD) volvió al Gobierno.

Pero José María Castillo explicó que Pérez Balladares “no está por el dinero, pero quiere que se le rectifique su honra” y aseguró que en ningún momento la intención es afectar a los trabajadores que dependen de la operatividad del periódico.

“Toda persona afectada tiene derecho a réplica de acuerdo a lo que establece la ley de 2005, y tiene que ser en el mismo espacio y podrá ser razonablemente mayor según el caso. La Prensa jamás ha cumplido con esta ley, no tienen la capacidad moral para decir que se equivocaron y es allí donde viene esta demanda”, sostuvo Castillo.

“Han manifestado que se están arriesgando los salarios de sus colaboradores, pero la culpa no la tiene el expresidente Ernesto Pérez Balladares, la tiene el propio medio de comunicación”, puntualizó el abogado.

"Creo que alguien en La Prensa tiene que empezar a ser autocrítico sobre estas cosas. Tienen que empezar a aplicar las normas de periodismo”, sentenció.

Castillo dijo que el secuestro de activos "no coarta de ninguna manera el ejercicio de la libre actividad periodística", sino que "es una medida de presión legal para no dilatar más el proceso que llevaba ya ocho años". “La afirmación que ha impulsado la parte demandada de que la acción de secuestro afecta la democracia es falaz, nuestra acción se fundamenta en el reclamo de derechos humanos”, añadió.

Para el abogado del ex mandatario, las personas que representan ese medio tiene el poder económico para hacer una "vaca" como lo decimos popularmente y poner de su bolsillo para consignar una fianza, porque para ellos un millón no es nada.

Recordó que cuando La Estrella de Panamá tuvo su problema,hubo personas que metieron la mano en el bolsillo y los trabajadores siguieron funcionando y recibiendo sus ingresos y a La Prensa no le queda otra cosa que hacer lo mismo

"Nosotros siempre hemos estado dispuestos a conversar, pero lamentablemente no hemos tenido la misma actitud de la contraparte, hay una posición de terquedad, de que yo no pido perdón, y esa posición nos lleva a una confrontación patrimonial y económico", concluyó Castillo.

Contenido Premium: 
0