Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Líder de secta no pone resistencia; niños fueron encontrados atados y golpeados

Miembros de los estamentos de seguridad afirman que mañana regresarán al área de Alto de Terrón ha realizar una última inspección

Por: Redacción / Critica -

Ideas extrañas sembradas en uno de los líderes de la secta religiosa que operaba en la remota localidad de Alto Terrón ubicada en Santa Catalina, en la Comarca Ngäbe Buglé, fue lo que motivó los exorcismos que cobraron la vida de siete miembros de la comunidad, luego de que estos se opusieran a realizar las nuevas prácticas, así lo informó la tarde de este jueves el director encargado de la Policía Nacional, Alexis Muñoz.
Agregó que recientemente uno de los líderes de la secta viajó a una comunidad cercana a Altos Terrón y al retornar trajo al grupo religioso ideas "raras" que intentó forzar los miembros de la comunidad a practicar, por lo cual a todo aquel que se oponía a cumplir lo que se le pedía se le exorcizaba (golpeaba y quemaba).
Agregó que la comunidad religiosa estaba compuesta solo por personas de origen indígena, pero se negó a confirmar que su líder, un hombre de unos 60 años, se llama Mario González Blanco.
Dijo desconocer si el líder habría ejercido como corregidor de Alto Terrón, como circuló en los medios en el día de hoy.
Lo que si dio a conocer Muñoz fue que una vez llegaron los miembros de los estamentos de seguridad a esta apartada comunidad, ubicada en la comarca Ngäbe Buglé, fueron residentes del lugar los que les indicaron que vieron a miembros y seguidores de la secta religiosa transportar varios cadáveres hasta el cementerio, el cual no esta muy lejos de la iglesia donde realizaban sus cultos.
Puntualizó que este miércoles los miembros de los estamentos de seguridad se dirigieron hasta el cementerio, ubicaron un sector en el que se notaba que habían removido la tierra y en el que parecía se había realizado un entierro, por lo cual al ser removida por los peritos y médicos forenses del Instituto de Medica Legal dieron con los cadáveres de siete personas (6 menores de edad y una mujer embarazada), no muy lejos unos de otros.
Recalcó que en total lograron rescatar vivas a 15 las personas, las cuales que estaban siendo objeto de agresión y que algunos mantenían un vínculo familiar con las personas fallecidas.
Mencionó que por ahora se ha establecido que el grupo religioso creía en Dios, pero cómo se deformó la creencia, eso es lo que está siendo objeto de investigación por psiquiatría forense del Ministerio Público y le corresponderá a esa dependencia divulgar o no esa información. 
Muñoz confirmó que un miembro de la Policía Nacional mantenía vínculos familiares con algunos de los fallecidos por lo cual la entidad le está brindando todo el apoyo psicológico que se da en este tipo de casos.

Las autoridades exhumaron los restos de Bellín Flores, de 33 años; José Hilario González Ríos, de 17 años; Ladys González, de 9 años; Daysi Mariela González de 10 años; Daniel González de 3 años; Efraín González Flores de 1 años y el de Inés Urriola Blanco, de 9 años, pero debido a su avanzado estado de descomposición fueron devueltos a la fosa común distante a una hora de camino de la iglesia rancho de la "Nueva Luz de Dios".

Publicidad
LEE TAMBIÉN: Abuelo que pertenece a secta presuntamente asesinó a su hija y cinco nietos

Lo que se conoce hasta el momento

El asesino sería un hombre de 60 años, que era llamado el "mesías" de la secta Nueva Luz de Dios que en un exorcismo para sacar demonios, acabó con la vida de cinco de sus nietos, la madre de estos que presentaba embarazo y de una vecina menor de edad. El culto macabro se registró el fin de semana en el poblado del Terrón, en el corregimiento de Santa Catalina, comarca Ngäbe-Buglé.
El "Mesías" es "Mario González Blanco", el líder que mañana será llevado ante un juez de garantías de Changuinola junto a otras 9 personas, donde el fiscal Rafael Baloyes les formulará cargos de homicidios y las lesiones causadas a otras 15 personas.
González, quien figuró como candidato a subsecretario en una de las nóminas "distritales" del Partido Panameñista y que además ejerció como corregidor hace años, es el principal sospechoso de este caso que mantiene alarmado a todo Panamá.,
Los encargados de guiarlos con la palabra de Dios, para la salvación eterna, han sido los que mediante ritos les arrebataron la vida a siete miembros de la comunidad y dejaron a otros 15 heridos.
Un pareja del área podría ser los que iniciaron con el reclutamiento de sus colaboradores y posteriormente en un culto en un caserón. Mediante ritos, cometieron las atrocidades contra los lugareños y los macabros asesinatos.
Moradores del lugar señalaron que una pareja, eran los que buscaban a la gente, les decían que iban a un culto y allí empezaban las torturas.
No conforme con quemarle la boca con tizones, los miembros de la secta le propinaban golpes con objetos contundentes, la biblia y hasta con machetes, causándoles heridas de gravedad, que cobró la vida de 6 niños menores de edad y una mujer.
La rápida intervención de las unidades de la Policía Nacional, impidieron que los pastores de la secta siguieran cometiendo más crímenes, por lo que lograron rescatar a los heridos, que fueron llevados en helicópteros hasta Santiago y posteriormente la aprehensión de los 10 miembros de esta secta.
El fiscal Rafael Baloyes reveló que entre los detenidos está el abuelo de cinco menores de edad. El agente de instrucción confirmó que cuando llegaron a la iglesia rescataron a varias personas, entre ellos, a una mujer desnuda.
Baloyes recalcó que la secta no tenía mucho tiempo, ya que la mayoría practica el catolicismo. Todos los involucrados son personas del área.
Entre los detenidos están además de Mario González Blanco, Amadio González Blanco, de 31 años; Marcelo Medina Valdés, de 20 años; Robert Flores Santos, de 22 años; Abdiel González, de 26 años; Abner González, de 23 años; Ariel Ríos Blanco, de 18 años, y Yaniela Rodríguez Blanco, de 21 años. Hay dos menores de 14 y 15 años.

Testigo habla

Sin embargo, un testigo indicó que al momento que las fuerzas especiales ingresaron a la iglesia encontraron a niños, de entre 3 y 9 años, atados y golpeados.  También se hallaba el líder del grupo que no puso resistencia cuando vio a los uniformados.
 

 
Con la biblia en la mano

El pastor principal tenía en su organización a otras diez personas, una de ella es su esposa. Esa mujer era la encargada de reclutar a feligreses o creyentes. Les hablaba de la palabra de Dios y les explicaba cómo podrían despojarlos de cualquier maldición que pudieran haber adquirido por sus anteriores generaciones, según publicó el diario El Panamá América
Una vez dentro de la iglesia, los feligreses eran atados de manos y pies... posteriormente el pastor se paraba frente a ellos y con una biblia en la mano y un machete en la otra (otra versión habla de un palo), y les pedía que vomitarán (qué sería lo que indicaría que habían expulsado el demonio), quien no vomitaba, seguía siendo golpeado.

Autoridades comarcales

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content