Los pro reforma migratoria y los anti xenofobia se manifiestan

Los pro reforma migratoria y los anti xenofobia se manifiestan

Por: Redacción / Crítica Impreso -

La tensión que ha creado una iniciativa de ley migratoria de la diputada Zulay Rodríguez sigue en escalada. Ayer, dos grupos de manifestantes -unos en pro del anteproyecto, y otros que buscan que se sancione a Rodríguez- se encontraron momentáneamente en la sede del órgano legislativo.

Para evitar la posibilidad de una confrontación, el bando de los naturalizados extranjeros en Panamá optó por retirarse, pero aun así se dedicaron a recolectar firmas de repudio al tono usado por la diputada al impulsar el anteproyecto. Mientras, tanto, miles que respaldan la iniciativa de Zulay también están estampando su firma.

Publicidad

Ninguno de los dos grupos en la calle ayer era particularmente numeroso.

Para hoy a las 4 de la tarde en la Asamblea Nacional, la diputada anunció que les tiene una "sorpresa" a los "extranjeros irrespetuosos", e invitó a este lugar y a esta hora a los panameños que apoyan su anteproyecto.

En la mañana se presentaron decenas de personas al legislativo en una manifestación en pro del anteproyecto de ley "Que modifica y adiciona artículos al Decreto Ley 3 de 2008, sobre el Servicio Nacional de Migración y dicta otras Disposiciones".

Los manifestantes pro Zulay portaban banderas panameñas y aseguraron no estar en contra de la inmigración de extranjeros, siempre y cuando se apeguen a las leyes de la República y respeten a los nacionales.

Zulay Rodríguez manifestó en sus redes sociales que la campaña "Súmate #firmoporpanamá" para apoyar su anteproyecto, ha sumado más de 18 mil firmas.

En tanto, el grupo contrario se movilizó hacia la sede de la Asociación de Residentes Naturalizados (Arena) de Panamá. Ahí, recolectaron firmas que acompañarán una carta dirigida al presidente de la Asamblea Nacional, Marcos Castillero, en la que se le solicita que se solicita que el tema de la reforma migratoria se desarrolle sin palabras despectivas para referirse a los migrantes.

En una reciente entrevista concedida a la cadena NTN24, Rodríguez defendió su anteproyecto, y el tono que ha usado para defenderlo.

“Nosotros queremos orden migratorio y estudio de perfiles de quiénes entran a nuestro país (…) nosotros hemos sido extremadamente flexibles, pero también hemos (notado) últimamente una tónica que ha molestado a los panameños: han venido muchos venezolanos, me imagino que en calidad de refugiados -más de 146.000-, y allá no se enfrentan con Maduro, no insultan a Maduro ni pelean sus derechos, pero vienen a aquí a insultarnos, a calumniarnos y a difamarnos. Comienzan a decir que los panameños somos perezosos y que las mujeres somos gordas. Bueno, ese es su criterio, pero cuando usted está en un país usted respeta las reglas de la casa”.

Además expresó que: “todos los extranjeros que quieran venir a Panamá y poner empresa y traer empleo, bienvenidos sean, pero últimamente también se han dado una serie de homicidios, secuestros, sicariatos que cuando usted ve en las noticias panameñas de cada cinco personas que participan cuatro son extranjeros y uno es panameño. Los últimos secuestros se han dado por personas de otras nacionalidades”.

Detalles del anteproyecto

La iniciativa de ley impulsada por la diputada Zulay Rodríguez establece que los extranjeros con carné obtenido en las feria del Crisol de Razas tendrán seis meses y hasta un mes de prórroga para aportar contrato de arrendamiento, recibo de pago de algún servicio público, permiso de trabajo, comprobante de fuente de ingresos que no será menor al salario mínimo, paz y salvo e inscripción como asegurado de la CSS.

Si no se logra aportar la documentación, tendrá 15 días para abandonar Panamá, de lo contrario será deportado.

También se le podrá cancelar la permanencia del extranjero que practique una profesión liberal reservada a los panameños y por incumplir con el pago del impuesto sobre la renta.

La propuesta contempla la deportación del extranjero que manifieste públicamente ofensas o insultos a la nacionalidad panameña, a los que delinquen, los que no entreguen la documentación requerida y los presos que hayan cumplido su condena o la cuota establecida por los convenios y tratados internacionales.

Los deportados no podrán regresar a Panamá en un lapso de entre 10 y 15 años.

Contenido Premium: 
0