Mejía, abogado en caso de vacunas clandestinas

Mejía, abogado en caso de vacunas clandestinas

Por: Redacción / Crítica Impreso -

El exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Jerónimo Mejía y el exfiscal Abilio Batista son los abogados de Denisse Vega, la gerente de los Laboratorios Vidatec, la figura visible de un centro clandestino de vacunación contra el Covid-19, el cual operaba en el edificio Coco del Mar Suite.

El dúo Mejía-Batista llegó en la mañana a la sede de la Fiscalía Avesa y solo permanecieron 40 minutos en el despacho de la Fiscal Ruth Maisel Morcillo Saavedra. A su salida, el otrora conversón exmagistrado, solo le dispensó los buenos días a los periodistas sobre cuándo iba a comparecer su cliente: Denisse Vega.

Publicidad

Abilio Batista soltó un poquito más la lengua: "todo será debidamente aclarado. En su momento Denisse acudirá al Ministerio Público".

Luego, Mejía recibió una atención VIP en la sede provisional de la Procuraduría de la Nación, a donde llegó a las 2:00 p.m. en una camioneta Lexus y hasta donde un funcionario le dispensó el servicio de apertura de puerta de su vehículo.

En la Procuraduría tampoco habló... salió por la puerta de atrás. Pero allí permaneció por 5 horas y también estaba la fiscal Morcillo, con la que de seguro no tomó café con galletitas, como argumentó hace poco la ministra consejera de Salud, Eyra Ruiz al rechazar tener amistad con Denisse Vega.

Todo indica que la gerente del centro de vacunación clandestino fue "entrevistada" ayer por la Fiscalía en presencia de Mejía y esa diligencia sería incorporada a la carpetilla por delitos contra la administración pública que abrió Ruth Morcillo.

Por la Fiscalía ya pasó también la periodista Flor Mizrachi, quien destapó el negocio con las vacunas.

En tanto, no se descarta que algunos mandos medios ligados al manejo de la vacunación oficial, hayan sustraído periódicamente frascos con dosis de Pfizer, que eran colocadas privadamente a cambio de $400. Si se llevan 4 frasquitos diarios con seis dosis cada uno, serían 24, lo que arroja una suma cercana a los $10 mil, reveló una fuente.

El Ministerio de Salud no formalizó ayer la querella, pero es probable que eso lo concrete hoy el abogado Pedro Meilán.

En tanto, ayer un grupo de religiosos acudió a donde el Ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, en un esfuerzo para buscar ayuda divina frente a la crisis que ha desatado la vacunación clandestina.

El escándalo estalla al cumplirse un año de la designación de Sucre, quien el 24 de junio del 2020 asumió el control del Minsa ante la salida sorpresiva de Rosario Turner.

Contenido Premium: 
0