Monseñor llama a panameños a reflexionar

Monseñor llama a panameños a reflexionar

Por: Yorlenne Morales / Crítica Impreso -

El Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa invitó a reflexionar sobre algo fundamental para los que se hacen llamar cristianos. La gloria de Dios no es el éxtasis de las cámaras de televisión, no es el brillo del oro, no es la gloria pasajera de los hombres, Jesús es la vida verdadera de donde brotan los frutos de la justicia, el amor y la paz, y en él y en su propuesta, es donde los hombres pueden encontrar las vida verdadera.

“Hoy la palabra de Dios nos invita a reflexionar cómo está nuestra unión con Jesús y nos dice que solo unidos a Cristo, nosotros tenemos acceso a la vida verdadera”, expresó Ulloa.

Publicidad

Ulloa señala que como cristianos no podemos producir frutos si no permanecemos en Jesús, “de qué sirve tener una bombilla colgando del techo, si esa bombilla no está conectada, de qué sirve tener una Biblia en la casa, si uno no está conectado al que es la palabra vida de Dios, de qué sirve llevar el nombre de cristianos si uno no está conectado al Cristo que nos da el nombre, incluso de qué me sirve la hermosura de nuestros cultos si no damos fruto”.

Monseñor recuerda que la vida cristiana sólo tiene plenitud si está conectada a Cristo, que Jesús es la planta eléctrica y que el Padre Dios es el interruptor para que se haga luz en la casa y cada uno de nosotros cristianos, estamos llamados a ser bombillas que alumbran en medio de este mundo, pero para poder alumbrar, un cristiano tiene que estar conectado.

Sin embargo señala que muchos de los que se llaman cristianos, no están conectados a Jesús, “son muchos los que están desconectados. Son muchos los que quieren brillar por sí mismos. Muchos los que hacen sus cosas, muchos los que entienden la religión a su manera, muchos los que se conectan con Dios solo para mendigar en tiempos difíciles”..

En la homilía, Ulloa resaltó que los bautizados en Cristo son ramas o extensiones que llevan la savia de Cristo a los hermanos, que los injertados del bautismo a Cristo son signos visibles de la presencia salvadora de Jesús en el mundo de tal manera que ser auténtico discípulo de Jesús, es dar los frutos de Jesús.

Indica que ser discípulos de Jesús es dar los frutos de Jesús, ¿quieres dar fruto de amor? Déjate podar poco a poco, días tras días por Dios.

Sin embargo, muchas veces el hombre buscando lógicas humanas, buscamos la verdadera vida en otros árboles, pero esos árboles solo producen insatisfacción, frustración, egoísmo, y muerte”, manifestó en su mensaje el jefe de la iglesia Católica en Panamá.

Contenido Premium: 
0