Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Mossack Fonseca y la conexión Libia

Los nexos de la firma de abogados Mossack Fonseca y los testaferros del fallecido exdictador de Libia Muammar Gadafi no solo han sido reportados por la agencia de noticias “online” Vice.

En el año 2012, el Comité de Seguimiento de Activos de Libia (Asset Trading Committee) aseguró tener indicios de que una filial de una reconocida firma de abogados panameña habría ayudado a ocultar los fondos mal habidos de Gadafi, y también pidió por escrito al Ministerio Público de Panamá iniciar un proceso de investigación.

En la denuncia salen a relucir importantes figuras políticas de Panamá y se revela el esquema que habrían utilizado exsocios de Gadafi para ocultar parte de su riqueza.

El Comité de Seguimiento de Activos de Libia, representado por Ann Marlowe, solicitó al entonces procurador general de la nación, José Ayú Prado, una asistencia para poder encontrar a los verdaderos beneficiarios de siete sociedades anónimas creadas en Islas Vírgenes Británicas (BVI) por la filial de la firma Mossack Fonseca & CO.

“En nombre del Comité de Rastreo de Activos del Gobierno de Libia, del cual poseo un poder general, respetuosamente solicito se exija a Mossack Fonseca & CO. revelar los propietarios beneficiarios de las sociedades BVI: Regency Belle Corporation, Moon Silk Ltd., Wildwood Traders Ltd., Seafire Systems Ltd., Moon Star Technology Ltd., Pacific Mist Ltd., HC Nominees (BVL) Ltd. y Albion International Group”, sostiene textualmente la solicitud de Marlowe.

El escrito dice que la oficina de Mossack Fonseca & CO. en BVI habría creado estas siete sociedades anónimas que supuestamente permitieron -según la denuncia- que seis compañías maltesas lavaran dinero que pertenece al pueblo de Libia, fondos supuestamente malversados por un funcionario del régimen de Gadafi, Ali Ibrahim Dabaiba, exjefe de la Oficina para el Desarrollo de Centros Administrativos (Odac, por sus siglas en inglés).

Entre el 21 de diciembre de 2011 al 8 de febrero de 2012, las seis compañías maltesas, entre ellas HC Nominees, Evergreen Consulting Limitada, EMD Trust Services, entre otras, traspasaron sus acciones a las siete sociedades creadas por Mossack Fonseca & CO. en BVI, dice la denuncia.

En ese momento, Marlowe también pidió al procurador panameño iniciar una investigación local. “Solicito respetuosamente que Mossack Fonseca & CO. sea investigado por su supuesto papel en ayudar a la ocultación de activos robados de Libia”, afirmó la representante del Comité de Rastreo de Activos de Libia.

Mossack Fonseca & CO. tiene tres socios directores, uno de ellos es el presidente encargado del gobernante Partido Panameñista y ministro consejero Ramón Fonseca Mora.

El mismo es uno de los hombres más influyentes dentro del círculo que rodea al presidente Juan Carlos Varela.

En 2012, Rubén Hernández, en representación de Mossack Fonseca, se limitó a decir: “Únicamente podemos aportar por el momento que desconocemos de la existencia de investigación alguna como la que usted menciona, pero que en el supuesto de que recibamos algún requerimiento cursado por los canales autorizados, colaboraremos con las autoridades en la misma forma en que siempre lo hemos hecho”.

Sin embargo, Hernández no aclaró si siguen siendo agentes de las siete sociedades en BVI vinculadas al socio de Gadafi.

Tras la denuncia de Marlowe, Fonseca Mora decidió atacar al diario “Panamá América”, que publicó detalles de la conexión con Libia, en lugar de responder a los señalamientos contra su firma de abogados. “Ya ni les hago caso a estos ataques en el paquín de Martinelli sin carne ni base. Idiota quien se los cree”, escribió Fonseca Mora en su Twitter personal en 2012.

En septiembre de 2011, el medio inglés “The Independent” hizo pública la información que fue encontrada en una de las computadoras portátiles del hijo del exdictador libio, Hannibal Gadafi, la cual contenía archivos fotográficos y documentos financieros.

“The Independent” señaló que la información contenía supuestos detalles de cuentas bancarias de Gadafi en París, Panamá y Túnez. Ello incluía el registro de tres transferencias bancarias, una por $14.9 millones, otra por $6.4 millones y otra de $3.2 millones.

Los dineros fueron a parar al banco Amen y el International Bank en Túnez, mientras que otra parte de los recursos fue a parar a la sociedad Indotex S.A., en Panamá, según “The Independent”.

Esta semana salieron a relucir nuevas pistas sobre la riqueza mal habida del llamado Clan Gadafi y sus socios con conexiones nuevamente en Panamá.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title